¿Cómo explicar a los niños qué es una violación sexual?

Hoy en día, los padres deben estar cada vez más atentos y dispuestos a enfrentar las inquietudes y necesidades que a temprana edad presentan los niños respecto a temas de sexualidad. Un niño o niña que cuestiona sobre la violación sexual, indica que algo ha escuchado, visto o presenciado por lo que es de mucha importancia prestar atención y responder cuanto antes a su pregunta.

A partir de 7 u 8 años de edad, los niños cuentan con la capacidad de comprender explicaciones más complejas por parte de los adultos, siempre que sea manejado en el momento y la manera oportuna.

Una respuesta sugerida ante la pregunta de ¿Qué es una violación sexual? podría ser:

Una violación sexual significa que una persona irrespeta la privacidad del cuerpo de otra, quien entonces sería una víctima. Es decir, si le toca en sus partes íntimas sin permiso o hace que ésta le toque, si pone su boca en los genitales esa persona o hace que la víctima ponga su boca en los genitales de él o ella, o si le obliga a quitarse la ropa e introduce su pene u otros objetos por los genitales de la víctima. Otras situaciones que pueden significar violación sexual es si esa persona obliga a la otra a ver imágenes de personas desnudas y en escenas obscenas, también, si la hace desnudar para tomarle fotos y videos.

Es importante que los padres comprendan que la educación sexual debe tratarse desde el hogar principalmente y desde la primera infancia. Desde que el bebé se va desarrollando en el vientre, ya es un ser sexuado por lo que se debe entender que la sexualidad se vive desde el nacimiento y comprende un sin número de temas que no solo se basan en lo que entendemos como “sexo”, a lo cual solo se le suele atribuir el significado de “acto sexual”. La sexualidad es el conjunto de los factores que nos hacen persona: nuestro físico, nuestro carácter y temperamento, forma de pensar, sentir, actuar y relacionarnos con el entorno.

Para cada edad hay temas a tratar y son los mismos niños quienes nos irán dando señales a través de sus comentarios, preguntas y forma de actuar y hasta jugar, de lo que ya necesitan saber. Una vez un niño o niña se muestra inquieto por estos temas, los padres deben orientar de una manera clara y precisa para su edad, evitando alarmarse o  haciéndole ver que lo que ha preguntado está mal y no puede saber, pues esto bloquea ese canal de confianza y comunicación y podría despertar más su curiosidad. Esto lo que puede causar es que el niño o la niña se vea motivado a buscar la información por otras vías, las cuales no siempre son las más adecuadas.

También puedes leer:   Talking Angela: Un juego peligroso que están usando las niñas y niños

Desde temprana edad, se recomienda ir enseñando a los niños a identificar las partes de su cuerpo, llamando a cada área por su nombre. Es desde este momento cuando se les va explicando cómo cuidar y respetar su cuerpo. A medida que van creciendo y se acercan a la etapa de la pubertad, se les debe ir mostrando y enseñando en mayor detalle la función de sus órganos y las precauciones de lugar.

Por eso, es importante que se le pueda aclarar a los niños y adolescentes la diferencia entre una violación sexual y una relación sexual sana y adecuada. De esta manera, se logra actuar de manera preventiva y educativa hacia los niños y jóvenes.

Cuando se trata de orientar y prevenir el abuso sexual infantil en niños que se acercan a los 5 años, los padres podrían tratar el tema de la siguiente manera:

Si una persona, mayor que tú, toca tu cuerpo sin tu permiso o te convence para tocarlo, o te provoca para quitarte la ropa, o te pone a ver imágenes de personas desnudas, o te pone a tocar su cuerpo, si roza sus genitales con los tuyos, entonces eso significa que está ocurriendo una violación sexual. Debes recordar que tu cuerpo es privado y absolutamente nadie puede tocarlo sin tu permiso o conocimiento de tus padres. Nosotros como padres, de ser necesario tenemos ese derecho sobre ti en caso de que algo te esté pasando y necesitemos ayudarte. De igual modo un doctor. Pero si no es necesario, tienes todo el derecho de decir que no y pedir que tu cuerpo sea respetado. En caso de que ocurra alguna de las situaciones que te mencioné anteriormente, debes decirnos inmediatamente, y no guardar esto como un secreto porque te haría mucho daño. Debes siempre confiar en que como padres siempre querremos lo mejor para ti.

Resulta muy positivo y preventivo cuando los padres logran entender que así como hablan de otros temas con sus hijos (sobre la escuela, los amigos, los juegos), también es importante que puedan mostrarse receptivos cuando se trata de algún tema sobre sexualidad. No se trata de exponer los niños a contenidos sobre los que aún no están listos para entender o no han mostrado la curiosidad. Se trata de que el niño o la niña perciba el interés de sus padres por educarle de la mejor manera y ayudarle a evitar experiencias peligrosas para su salud.

También puedes leer:   ¿Es posible seleccionar el sexo de un bebé de manera natural?

Es recomendable que si los padres no se sienten preparados en ese momento para dar una respuesta, puedan tomarlo con prudencia para investigar y explicar que en ese momento no podrán responderle, pero que pronto conversarán al respecto, para que así el niño o la niña reconozca que puede acercarse a ellos para esto.

Antes de responder la inquietud, los padres pueden preguntar cuál es la idea que tienen sobre ese tema hasta el momento, qué han escuchado, con quién más lo han conversado y si han visto algo, cuidando el tono y gesto que utilicen al preguntar, para que puedan así aclarar cualquier información errada que el niño o la niña esté manejando y actuar a tiempo en caso de que se trate de que esté siendo víctima de algún tipo de abuso.

También puedes leer:   ¿Qué es el sexting?

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *