¿Se puede mejorar el deseo sexual luego de la menopausia?

La disminución del apetito sexual o la libido en la mujer se produce por los desequilibrios hormonales que se detectan en la menopausia (última menstruación), la perimenopausia (etapa donde ocurren irregularidades menstruales antes de la última menstruación) y la post-menopausia (etapa que inicia a partir de la última menstruación).

Las hormonas responsables de esto son el estrógeno, la testosterona y progesterona. Este desequilibrio ocasiona atrofia vaginal y disminución en la sensibilidad del clítoris.

Se estima que alrededor del 40% de las mujeres padecen de esta condición, especialmente después de la menopausia.

La cantidad de testosterona que una mujer produce, especialmente luego de la última menstruación, disminuye considerablemente porque los ovarios dejan de funcionar de manera natural, o después de un procedimiento como la histerectomía total, si los ovarios son removidos.

También puedes leer:   Climaterio y menopausia... ¿Es lo mismo?

La testosterona es definitivamente más predominante en los hombres, pero también juega un papel importante en la mujer, ya que sirve para aumentar la respuesta sexual, por lo tanto, está directamente relacionada con el apetito sexual y la habilidad para producir orgasmos.

Indudablemente una disminución en el nivel de testosterona provoca una reducción del deseo sexual.

Estos trastornos hormonales se pueden tratar. Antes de iniciar cualquier tratamiento, la mujer debe realizarse sus exámenes anuales para verificar que no haya ningún problema de salud.

Es importante informar a su médico que tipo de medicamentos y suplementos consume regularmente, ya que estos podrían tener participación en la pérdida de deseo sexual.

También puede leer: ¿Cuáles son las causas del sangrado vaginal después de la menopausia?

También puedes leer:   Luego de la menopausia ¿Es necesario ir al ginecólogo?

Es importante mantener una dieta saludable. Hay estudios realizados que muestran que la obesidad está relacionada con la pérdida del apetito sexual. Finalmente, es importante recalcar que una relación saludable con su pareja es esencial durante este proceso.

Visite a su ginecólogo o ginecóloga y coméntele su problema, ya que le enfocará su situación atendiendo a sus necesidades, revisará su historial médico, le realizará un examen físico, y probablemente, le actualizará sus análisis de laboratorio, incluyendo pruebas hormonales. Con estos resultados determinara si usted es o no una buena candidata para un tratamiento hormonal.

Estos tratamientos existen en pastillas, parches, gels y tabletas intravaginales y son eficaces para promover el deseo sexual o mejorar los síntomas que interfieren con este.

También existen antidepresivos que se usan para tratar esta condición, ya que en muchos casos, la depresión es responsable de la disminución del apetito sexual.

También puedes leer:   Día Mundial de la Menopausia

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *