Una realidad que lastima

embarazo adolescenteVer a una niña con otra niña entre sus brazos y jugando a ser mamá duele en cada partícula de nuestro cuerpo. Lastima la realidad del panorama que estamos viviendo, y al que inconscientemente nos estamos acostumbrando. Y no, NO es normal ver los pasos de una niña tornándose a pasos de mujer antes de tiempo; NO es normal que en sus brazos cargue toda la responsabilidad de otra vida, cuando en ellos solo deberían existir sueños y juguetes.

Nuestro país continúa siendo uno de los más altos con los índices de embarazo adolescente, continúa haciendo falta en nuestro programa académico la inclusión de la educación sexual. A pesar del esfuerzo de diversas instituciones, personalidades y medios, nuestras cifras continúan siendo preocupantes… ¿Por qué es que seguimos siendo ciegos ante esta problemática?

Es cierto que desde pequeños nos llenan de mitos y tabúes, que nos enseñan diversas formas de explicar nuestra sexualidad y que las creencias populares protagonizan nuestros «conocimientos». Pero esto NO indica que debemos seguir hundidos en el abismo de la desinformación, necesitamos más, no podemos conformarnos.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

La educación sexual es una herramienta necesaria para combatir decenas de problemáticas que nos acaecen. De manera indirecta o directa, esta nos ayudará a dar respuesta en todos los aspectos de nuestras vidas. Mientras permanezcamos sentados, solo opinando o comentando, o solo escuchando… todo seguirá igual. Empecemos por la familia, a educar a nuestros hijos e hijas desde temprana edad; exijamos como sociedad y país que estos conocimientos sean fortalecidos en los centros educativos.

También puedes leer:   ¿Qué nos indica que estamos con la persona correcta?

[/box]

No nos acostumbremos a esta realidad dolorosa. Muchos dirán que «si la niña tuvo relaciones sexuales, pues que se atenga a las consecuencias», pero más bien deberíamos decir que «si como país NO nos educamos sexualmente, nos tendremos que atener a estas graves consecuencias». Vamos a tomar la iniciativa de promover y fomentar la educación sexual; esta un DERECHO y sobre todo una NECESIDAD.

Artículos recomendados:

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba