Recordar es la clave

Dedo amarradoConversar de nuestras intimidades es muy difícil, y mucho menos si las consideramos “pecaminosas”; no siempre encontramos las palabras para armar eso que sentimos y que el otro u otra lo entienda sin poner etiquetas o juzgarnos según su percepción. A veces no tenemos a la persona ideal a quien contarle o, simplemente, es demasiado privado para arriesgarnos a que salga de nuestro alcance.

El tema en este caso es pensar que somos seres individuales, con nuestras propias decisiones y maneras de accionar, y el sexo no se escapa de esta individualidad. Tener una pareja que amamos y con la cual se decidió compartir más que el cuerpo no es un tema exclusivo de adultos, y se nos hace difícil asimilarlo en adolescentes. Pero se nos hace difícil a los adultos porque nos olvidamos de cómo se siente en esa edad, nos hemos metido en nuestro rol de adultos y sólo estamos conscientes de que “no es correcto” y que “no debe suceder”.

También puedes leer:   No olvidemos la adolescencia

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Pensemos un poquito en qué pasa si sucede… ¿Cómo se debe sentir ese o esa adolescente que decidió iniciarse sexualmente que siente que ama de verdad y no quiere “meter la pata”? ¿Cómo debe manejar una situación de “gente grande” sin la ayuda de los grandes? ¿Cómo disfrutará algo que debería ser un acto de amor en medio de tantos miedos?… es como ir a la guerra con un ramo de flores.

[/box]

Sería un escenario perfecto que seamos los grandes que podamos ayudar, guiar y transformar ese “error”, en una decisión responsable y acertada, donde ese o esa adolescente sepa a lo que va, con quién va y lo que podría suceder. De seguro que esta preparación la hacemos “los grandes”; “los pequeños” pensarán mejor las cosas antes de hacerlas y quizás hasta se arrepientan antes de estar preparados y preparadas.

También puedes leer:   Compañero de vida

[box type=”note” border=”full” icon=”none”]

Recordar nuestra adolescencia es la clave para que entendamos lo que debemos hacer.

[/box]

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *