Rechazo al sexo

noEl trastorno de aversión al sexo, denominado también rechazo sexual o fobia sexual, se produce por un miedo intenso e irracional hacia la actividad sexual. La persona que padece este trastorno evita por todos los medios todas las conductas sexuales con la pareja. La característica principal de este trastorno es la ansiedad que se presenta ante cualquier situación de tipo sexual.

La aversión sexual es una conducta persistente de miedo, asco, repulsión, disgusto y ansiedad ante la presencia de cualquier conducta sexual y, en ocasiones, ante el solo pensamiento de ésta. La intensidad de la reacción de la persona frente al estímulo, puede ir desde una ansiedad moderada y una ausencia de placer, hasta un malestar psicológico extremo.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

El rechazo al sexo tiene varias causas, y pueden ser:

  • Una educación moral, religiosa y sexual muy cerrada.
  • Relaciones disfuncionales con los padres.
  • Información sexual inadecuada.
  • Experiencias sexuales traumáticas como una violación, maltrato o abuso.
  • Infidelidad.
  • Problemas maritales.
  • Cambios hormonales.
  • Dolor durante la relación sexual y algún trastorno orgánico.
  • Miedo al fracaso o fallo sexual.
  • Autoestima baja.
  • Falta de atracción y comunicación de la pareja.
  • Preámbulo amoroso escaso o nulo.
  • Ausencia de fantasías sexuales.

[/box]

La aversión sexual puede ser situacional, es decir, que se presenta en determinada situación o conducta sexual concreta, también puede presentarse en todo momento, incluso en la imaginación de la persona que lo sufre. 

También puedes leer:   Claves para salvar una relación en crisis

Video recomendado:

Artículos recomendados:

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba