No olvidemos la adolescencia

adolescenciaCuando las personas llegan a la adultez es muy fácil que se olviden cómo fue su adolescencia. Por alguna razón, se les olvidan los sentimientos que dominaban su vida durante ese tiempo, la incertidumbre sobre el futuro, la confusión sobre las cosas que le pasaban, la inseguridad y el deseo de ser aceptadas.

Los adultos necesitan constantemente que le recuerden que los y las adolescentes también son personas de carne y hueso, y que todas esas cosas que les molestan o les preocupan de esta generación, son simplemente una versión moderna de lo que vivieron ellos.

Los medios de comunicación suelen restarle mérito a las cosas que los y las adolescentes están disfrutando o están consumiendo, como si el hecho de que algo sea para un público teen, hace que sea menos importante o de menor calidad. Esta tendencia de descartar a los y las adolescentes como poco importantes, puede ser que influya en cómo los y las adolescentes se ven a sí mismos. Puede ser que por eso, los y las adolescentes viven en una constante búsqueda de experiencias de adultos, porque sienten que las que les corresponden a ellos, no son lo suficientemente buenas o interesantes.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Tal vez por esta actitud es que muchas relaciones entre padres e hijos adolescentes se ven afectadas, porque los y las adolescentes se sienten cohibidos de expresar lo que piensan y lo que sienten, por el miedo de que no se le dará la misma importancia que se le da a lo que hablan los adultos. A veces, esta actitud es lo que los lleva a ocultar cosas importantes que pasan en su vida, que pueden estarle haciendo daño o causándole infelicidad.[/box]

Por eso, lo más recomendable es que los padres se preocupen fomentar una comunicación abierta con sus hijos, desde la infancia; que aprendan a escucharlos, a comprenderlos y a entender hasta los silencios, para que así cuenten con las herramientas necesarias para guiar a sus hijos durante la complicada etapa de la adolescencia.

 

También puedes leer:   Piropos que matan

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *