Momentos entre padres e hijos ¿Cómo crearlos?

padres e hijosMientras pasan los años y la vida se torna más rápida, la dinámica de los adultos está llena de actividades y responsabilidades diarias que deben cumplir, lo que se traduce en falta de tiempo. El no tener tiempo para actividades que salgan de la rutina, lleva a los padres a dejar a un lado momentos básicos, donde los hijos puedan construir su autoestima y confianza.

Cada familia conoce su tiempo y actividades, muchas veces las mismas están organizadas, para que cada miembro esté ocupado fuera de la casa durante días completos. Así, cuando llega la noche, solo queda descansar y dormir, ya que la rutina diaria no está permitiendo la oportunidad de compartir de forma natural. El problema está en que los padres y madres son los encargados de establecer dinámicas donde se fomente el afecto, el contacto físico y la atención entre todos los integrantes y están demasiado cansados para esto.

También puedes leer:   Aumentan los feminicidios en República Dominicana

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Aunque parezca difícil, todo es cuestión de interés y prioridad. Los momentos de calidad existen; pueden ser una conversación en el carro mientras van de un lugar a otro, los horarios de comida para indagar sobre qué piensan nuestros hijos e hijas, cuáles son sus planes y deseos. Antes de dormir, es un excelente momento para demostrar cariño y afecto. Revisar sus tareas escolares también ayuda a que el niño sienta que el padre está pendiente, e identificar cómo andan las cosas en el colegio.[/box]

Los días libres, utilicelos para planear actividades basadas en los intereses de los más pequeños. Esto puede ser desde un paseo al cine o a la playa, hasta organizar una divertida tarde de juegos de mesa en la casa. Aquí lo importante no es la inversión de dinero, sino la inversión de tiempo que dará sus frutos a corto y largo plazo en la vida de sus hijos.

También puedes leer:   Adolescencia y pornografía: "Mala mezcla"

Otra manera de ayudar a crear momentos de calidad, es estableciendo dentro de la agenda semanal, un día y una hora donde todos puedan reunirse, como los sábados al mediodía o los domingos a las seis de la tarde, y organizar reuniones que con el tiempo se irán convirtiendo en rutinas familiares ricas en amor, protección y estabilidad emocional.

Como padres debemos ser conscientes, que solo en estos momentos es donde se construye el apego, la alegría y el sentimiento de pertenencia a una familia. No permitamos que el día a día continúe alejándonos más de nuestros hijos. Aprovechemos cada espacio para enseñarles valores y sobre todo llenarlos de afecto, para cosechar seres humanos emocionalmente sanos y responsables.

Artículos recomendados:

También puedes leer:   Día Mundial de la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes

Video recomendado:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *