¿Los hombres solo quieren sexo?

Un cliché que perdura en nuestra realidad, y que hemos escuchado hasta el cansancio es: “Todos los hombres son animales sexuales que solo quieren una cosa… sexo, y que luego que lo consiguen se acaba el romance”. Lo que quiere decir que los hombres no son capaces de sentir amor, sino sólo deseo.

Los hombres, con frecuencia, se sienten menos románticos y apasionados después del sexo, específicamente del orgasmo, y por eso temen que esta afirmación sea cierta; pero los datos científicos pueden tranquilizarlos, ya que señalan lo siguiente:

El debilitamiento de las emociones es normal con la disminución de la excitación física que se produce durante el período de recuperación, inmediatamente después a la eyaculación. Este debilitamiento temporal es casi inevitable en el cuerpo del varón porque, en los veinte minutos posteriores al orgasmo, se produce un proceso regenerativo para restaurar el semen o esperma que se ha eyaculado. Sin embargo, esa disminución de la intensidad no anula los sentimientos ni significa que no sean reales. Como el cuerpo de la mujer no eyacula, el orgasmo femenino no provoca esa misma disminución de la intensidad, ni altera el estado mental de la mujer con tanta rapidez.

A pesar de esto, las mujeres interpretan esas fluctuaciones como una señal de su crueldad y falta de profundidad emocional lo que las lleva a reforzar el cliché diciendo: “Se quedó dormido, es igual que todos”.

También puedes leer:   El niño que me dijo: ¡Que feo tu cabello!
Fuente: Libro “El orgasmo femenino”, de Shere Hite.

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba