Acabó el mundial ¿Qué haremos ahora?

mundial-de-futbolEl Mundial de Fútbol acaba de terminar, por lo que desde ya, la ansiedad de en qué nos vamos a enfocar empieza aparecer. ¿Qué haremos ahora? ¿De qué vamos a hablar? Pero, más importante es ¿Con qué nos vamos a distraer? Si bien es cierto que para muchos países el mundial de fútbol es algo genuinamente grande, para los países donde este deporte no es el más popular, el mundial ha sido solo una distracción más.

De manera consciente o inconsciente, los seres humanos buscamos formas de ocupar nuestro tiempo y pensamientos de formas placenteras. Con todas las crueldades y problemas que hay en el mundo, cualquier actividad de recreación, que nos provoque felicidad y entretenimiento será bienvenida por todos y todas.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]El mundial ha sido la distracción del momento para muchos, pero mañana llegará otra. Las celebridades y sus desastrosas vidas personales han cumplido su cometido en el pasado, así como lo ha hecho el lanzamiento de algún nuevo producto tecnológico o algún video viral en las redes sociales. No es algo que ha sucedido solo en este año, o solo en algún país. La necesidad de distraernos de la realidad es algo recurrente.[/box]

También puedes leer:   El problema de la competencia

Algunas personas escogen un libro, una película o un pasatiempo para hacerlo, mientras otras se dejan llevar de lo que esté moviendo el mundo en determinado momento. Ninguna de las conductas son de culpar y son completamente normales. Mantenernos al tanto de todo lo malo, y únicamente de los problemas en el mundo, puede llevar a la locura a cualquiera.

Sin embargo, esto no quiere decir que todos los días sean de mundial. La realidad existe más allá de la burbuja en la que queramos encerrarnos y de cuantas veces nos tapemos los ojos para no mirar. Lo ideal es crear un balance, ser objetivos y objetivas para poder ver ambos lados de la moneda y actuar correspondientemente, y abrazar lo bueno de la vida sin olvidarnos de que tenemos que hacer algo para mejorar lo malo. Solo así, nuestro tiempo en la tierra valdrá la pena, y los goles anotados serán disfrutados al máximo. 

También puedes leer:   Una realidad que lastima

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *