¿Juego o abuso?

Foto de un Muñeco torcido - abuso sexual

El abuso sexual infantil es una de las manifestaciones más graves del maltrato en niños y ocurre cuando un adulto utiliza la seducción, el chantaje, las amenazas o la manipulación psicológica para involucrar a un niño o a una niña en cualquier actividad sexual. Es una forma de maltrato sexual que implica y acarrea mucho dolor, no solo al niño que la padece sino a la familia que lo rodea, por todo el impacto que esto puede traer en su vida futura y en los patrones que seguirá en su conducta sexual.

La frecuencia con que esta situación ocurre es muy alta y el rango de edad de las víctimas está entre los 7 y 11 años promedio.

[box type=»alert» border=»full» icon=»none»]

¿Cómo puedo aprender a diferenciar cuándo mis hijos están jugando, explorando o cuándo han sido víctimas de un abuso?

Si por alguna razón hemos notado que nuestro hijo ha cambiado drásticamente de comportamiento, que se nota distraído, que sus conductas alimenticias no son iguales, no dudemos en conversar con él de una manera tranquila, con el objetivo de que nos cuente la razón del cambio. Si descubrimos que ha ocurrido un hecho en donde la sexualidad ha estado implicada, lo adecuado es dejarlo que se exprese sin reclamarle el porqué de los hechos; luego de que se haya desahogado debemos explicarle que no ha sido su culpa y que tiene solución, que ha sido muy positivo que se haya acercado para compartir esa experiencia.

También puedes leer:   El amor hay que trabajarlo

[/box]

No debemos dudar en buscar ayuda inmediatamente, hay que recordar que como padres también estamos pasando por esta experiencia junto a nuestro hijo y que para ayudarlo necesitamos herramientas que nos ayuden a transformar la frustración que sentimos en amor, para poder lidiar con una situación tan grave.

A los niños sobre todo entre esas edades, se les hace difícil hablar y expresar sus emociones, si le sumamos el hecho de que no saben a ciencia cierta lo que significa un abuso, se nos hace más difícil la situación. Lo vital en este asunto es correr el riesgo de conversar con ellos y crearles conciencia, fomentar la asociación de este tema con situaciones que ellos ya conozcan, darles a entender que lo importante es saber imponer el límite del juego sin importar con quién sea que esté jugando, porque el respeto al propio cuerpo bajo cualquier circunstancia es elemental y que como niño tiene derecho a ser respetado tanto por los adultos que lo rodean como por los mimos niños.

Foto de niños abusando - abuso sexualDebemos entrenarlo para que entienda que no siempre debe complacer a los adultos que le rodean y mucho menos si se trata de juegos con partes del cuerpo, hablarle abiertamente de que “eso” no se espera que lo haga un adulto ni un niño igual que él. Darle herramientas de cómo defenderse si se encuentra frente a personas que tienen conductas que no van acordes con los valores que le estamos enseñando.

También puedes leer:   Presión social a las personas solteras

Una buena técnica en muchas ocasiones es jugar con nuestros hijos y plantearles posibles situaciones y al mismo tiempo presentarles soluciones rápidas mediante ejemplos que se asocien al tema y sirvan como un entrenamiento para pensar rápido y buscar soluciones inmediatas.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Es importante que el niño sepa que si en algún momento está frente a un adulto o a un niño y siente que no está cómodo con la manera como lo están mirando, le están hablando o le están pidiendo algo, lo que debe hacer en ese momento es decir no y marcharse o buscar ayuda inmediatamente. Debemos tener muy en cuenta que generalmente el elemento de seducción para el abusador es la confianza y la atención que está recibiendo por parte del niño en ese momento, si este elemento no existe y el niño se observa seguro de que lo que se le está proponiendo está mal, probablemente no intentará hacerlo con este niño en particular.

[/box]

Tenemos que explicarles con firmeza que no es correcto que cualquier persona les pida guardar un secreto o les amenace con que no deben decir lo que les pide y que deben acudir inmediatamente a nosotros porque éste podría ser el elemento perfecto para caer en la trampa de un abusador, pues la mayoría de estos son personas conocidas y allegadas a nuestros hijos. Es mejor tener un niño indiscreto que uno abusado.

También puedes leer:   ¿Cuándo se dice que una persona es exhibicionista?

Es vital entrenarlos para que puedan tener claro lo que significa un juego adecuado y uno que no lo es, por ejemplo, un juego en que se involucren otros iguales o mayores que él en el toque de las partes íntimas no es conveniente, porque es algo que solo él debe tocar. Debemos enseñarles que sí existen caricias y muestras de afecto positivas y permitidas que se pueden dar entre amigos y familiares y resultan muy agradables. Esto nos ayudará a que el niño observe un patrón sano de afectividad y un parámetro de comparación entre lo adecuado y lo que no lo es.

Cuidémonos de exagerar frente a situaciones confusas con niños que necesitan explorar las diferencias del cuerpo; existen señales que nos indican una curiosidad sana. Nuestro trabajo como padres es la observación para cuidarlos de los peligros, enseñarles la forma correcta de relacionarse con los demás y aprender a distinguir los límites entre lo que es correcto y lo que no lo es, ya que la capacidad de autocuidado les servirá para toda la vida y podría ser un elemento necesario para la prevención de cualquier abuso.

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba