Generación palomitas de maíz: Todo rápido, todo fácil

Generación palomitas de maízEs común vernos envueltos por nuestras ambiciones y deseos. Alcanzar el éxito se vuelve prioridad y en muchas ocasiones, hasta nos ciega. Asociamos nuestras metas con poder, con dinero, con reconocimiento social, olvidándonos de que somos humanos, y que la cima es solitaria, precisamente porque es difícil de llegar.

Una particularidad de los jóvenes de hoy es nuestra poca paciencia. No somos capaces de esperar. Queremos comernos el mundo hoy, ahora, en este segundo. No nos damos chance a madurar, aprender, y prepararnos. Queremos aprovechar nuestro tiempo y nuestra  energía, porque la mayoría de las veces, estamos conscientes de que esta es la mejor etapa de nuestra vida.

No nos permitimos equivocarnos. Buscamos nuestro norte de manera desesperada, aferrándonos a cualquier cosa que nos de cierta sensación de seguridad y satisfacción.

También puedes leer:   Bullying sexual entre niños y adolescentes ¿Cómo evitarlo?

Queremos el trabajo perfecto, la vida social envidiable, la pareja ideal y todo al mismo tiempo y a toda prisa. Nos creemos invencibles y tan pronto salimos de la universidad, exigimos oportunidades insuperables. Sin embargo, muchas veces NO nos damos la oportunidad de ser personas, de admitir que NO sabemos qué queremos hacer o a dónde queremos ir. O tal vez, no nos atrevemos a decir que no sabemos llegar a nuestra meta, que estamos completamente perdidos y que aún nos falta madurar.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Llegar a la meta no debería ser una competencia entre quién llega primero, o quién llega con más medallas. Lo importante siempre debe ser el recorrido, las lecciones de vida que se aprenden en el camino, los tropezones dolorosos de los cuales nos levantamos, y las experiencias inesperadas que hacen nuestras vidas más rica.

También puedes leer:   Sexo en la tercera edad ¿Cómo manejarlo?

[/box]

No todos los seres humanos somos buenos para las mismas cosas, y NO todos marchamos al mismo ritmo. Mientras más pronto identifiquemos y aceptemos nuestras virtudes y defectos, empezaremos a caminar más liviano, y de momento, nos dejará de preocupar quién va delante y quién va detrás.

Artículos recomendados:

Artículos relacionados:

3 comentarios en “Generación palomitas de maíz: Todo rápido, todo fácil”

  1. Luisa Del Rosario

    Muchas felicidades Lisbeth. me gusto mucho tu articulo y te felicito porque es una gran verdad, queremos ir muy rapido por la vida….pero sobre todo me gusto el ultimo parrafo…
    te felicito porque tu eres una mujer joven y si estas pensando asi es porque quieres hacer un alto y realizar el cambio…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *