Esclavas y bellas

Mujer encadenada - bellas

Muchas mujeres cuestionamos lo libre que se deben sentir los hombres en sociedades como la nuestra, con relación a su apariencia, ya que no tiene que usar pintalabios, polvo, colorete, aretes, mini falda y unos gigantescos tacos para decir quienes son; no tienen que competir con los demás hombres y ser lo suficientemente atractivos para que nosotras le hagamos caso.

Intentar vernos sexy y apegadas al estereotipo que nos venden las revistas y los medios significa que lo único que podemos utilizar para encontrar un marido y un hogar es nuestro cuerpo, y NO es así. La nueva mujer se inclina ante las empresas de cosméticos y de ropa que le hace sentir insegura sobre su piel, su cabello y su talla.

La mujer está esclavizada a “la imagen femenina” bajo un concepto contaminado por los valores que la industria de la belleza le ha vendido. De hecho, muchos hombres se quejan de que su mujer siempre está a dieta, o que no se moja el cabello en la playa, o que no sale sin maquillaje, argumentando que se aburren y señalando que se cansan de una mujer que no se libera de una postura; porque rompe con la diversión y la espontaneidad que debe tener la convivencia en pareja.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

La idea sería que seamos femeninas, y que dejemos de ser “objetos sexuales” de los hombres, que seamos bellas para sentirnos bien, NO para competir con otras mujeres; que nos cambiemos de ropa de acuerdo a lo que nos gusta, nos sirve y nos acomoda, NO para conseguirnos un hombre; que nos arreglemos bajo nuestra propia identidad y siguiendo nuestra idea personal de belleza que de seguro se ajusta bastante a lo que somos, NO a las caricaturas que nos quieren vender.

También puedes leer:   ¿La quimioterapia acaba con la fertilidad?

[/box]

Somos mujeres, no muñecas, el cabello largo y el pintalabios nos identifican, pero NO nos definen, y debemos comenzar a definirlos como símbolos poderosos que despiden un aroma de sumisión, traición a otras mujeres e inseguridad.

Video recomendado:

Comparte este artículo:

23 comentarios en “Esclavas y bellas”

  1. Saludos. Como siempre, excelente y actualizado tema.

    Noto que muchas mujeres se refieren a «la sociedad» como «la gran culpable» del «sacrificio» que deben hacer para estar acorde con los estereotipos que «se les exigen»… sinceramente, ¿quién es «la sociedad»? ¿sólo los hombres? Estoy de acuerdo con el comentario de Yessica, esto, como muchos otros comportamientos, es puramente cultural. Las mujeres dominicanas son reconocidas en otras latitudes por el empeño excesivo que ponen en arreglarse (sobre todo el pelo). Por tanto, no es cuestión de buscar más allá, la mujer auténtica, libre, inteligente, asume con responsabilidad la imagen que desea mostrar.

  2. En realidad es que las mujeres somos las que promovemos ese tipo de comportamiento. Desde muy pequeñas nos inculcan que debemos andar impecables sin importar lo que debemos hacer desde cirugias hasta dietas extremas. Por el lado contrario a los hombres se les dice que deben tener buena posicion economica para tener a su lado a la mujer que desea. Debemos cambiar muchas cosas en nuestra sociedad, pero mientras le demos mayor peso a la persona por lo que aparenta ser y no por quien es (su capacidad como persona y profesional) no nos movemos en la direccion correcta.

  3. Muy acertado el artículo.

    En conversación con compañeros de trabajo me expresaban el tema de la liberación femenina y me planteaban el hecho de que, si queriamos igualdad de géneros, nos faltaba hacer muchas cosas que, a mi juicio, y sé que a juicio de toda mujer, estaba mal; solo por citar uno de los puntos, que me planteaban, se encontraba el hecho de por qué no queremos hacer algún tipo de esfuerzo fisico si hay un hombre presente, dejandole al hombre la carga; algo que encontré como un total absurdo, pero ya sería otro tema para explicar.

    A lo que me quiero referir con esto es que, como el artículo relata, nos quieren exigir demasiado a cambio de que crezcamos como personas, no solo nosotras mismas, la sociedad nos exige sacrificar demasiado.

    Tal parecería que todo mundo está acostumbrado a la idea de ver a una mujer ser totalmente sumisa.

  4. Muy acertada publicacion, en la actualidad la mayoria de las mujeres se condena sola a este tipo de hábito, pero al final pierden la esencia de ser ellas mismas, de ser naturales, de que su belleza sea una máscara y no su verdadero rostro, que su cuerpo sea visto como un objeto y no como una persona, todo se resume a las apariencias y a cómo esperan vernos.

    Particularmente no uso maquillaje, salvo eventos especiales, solo uso ropa cómoda y que vayan con mi personalidad, aunque uno siempre debe tener sus piezas claves para dichos eventos 🙂

    La verdadera belleza radica en que, no importa la ropa que te pongas, te sientas segura de ti misma.

  5. A mi en particular me gusto ya que por mi forma de ser, tiendo a rechazar el ser igual me gusta ser diferente; a lo cual siempre se tiene crítica. Muy buen artículo. Gracias.

  6. Es que el mundo espera que seamos lo que algunas realmente no somos, la sociedad nos presiona a que ocultemos nuestro yo para parecer muñecas perfectas. Hay que dejar salir quién realmente somos y así conseguir un amor que nos ame por lo que somos, no por lo que aparentamos ser.

  7. La vida de las mujer moderna esta muy condicionada por estero tipos pero lo real esta dentro en nuestros sentimientos en lo original y veras que seamos, en como compartimos el día a día con muestro entorno de vida (alegría, bondad, armonía).

Deja un comentario

Ir arriba