Baja autoestima y relaciones sexuales… ¿Buena combinación?

baja-autoestimaTener una baja autoestima constituye un obstáculo para relacionarnos adecuadamente con otras personas, e impacta negativamente nuestras sexualidad.

En palabras simples, podríamos definir la autoestima como la valoración que cada persona tiene de sí misma. Entre los componentes de la autoestima tenemos el autoconcepto, que es el conjunto de percepciones, ideas u opiniones que una persona tiene sobre sí misma; y la autoimagen, que es es la opinión de cómo creemos que los demás nos ven. De acuerdo a las ideas que tenemos sobre nuestra persona y  a la idea de cómo creemos que otros nos ven, podemos entonces tener una valoración de lo que somos.

Debido a la socialización diferenciada para hombres y mujeres en todas las culturas, la baja autoestima se va a manifestar de manera diferente en hombres y mujeres en el aspecto sexual. Para las mujeres, es muy importante el sentirnos amadas y deseadas, y la forma en cómo percibimos nuestra imagen corporal tiene un peso significativo en nuestra sexualidad. Vivimos en una cultura que impone, a las mujeres sobre todo, unos estereotipos de belleza irreales, a los que muchas buscan acercarse, y cuando esto NO es posible, se generan sentimientos de inadecuación, de rechazo de nuestra propia corporalidad, lo que constituye una barrera para el pleno disfrute de nuestra vida sexual. Algunas mujeres tienen la creencia de que sus genitales son feos y de que su olor es desagradable, lo que les impide disfrutar del sexo oral, llegando a veces a NO permitirle a su pareja hacerlo. Otras piensan que su cuerpo NO es atractivo, por la obesidad o porque tienen estrías de la piel del abdomen y flacidez en los senos, entre otras causas.

También puedes leer:   Vivir sin tetas o morir en el intento

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Para que se pueda disfrutar plenamente de las relaciones sexuales, tienen que darse varios elementos:

  • Intimidad entre ambos miembros de la pareja
  • Deseo mutuo de la cercanía corporal.
  • Un ambiente y lugar adecuado.
  • Disponibilidad para entregarse al disfrute.
  • Ambos miembros tienen que amarse a sí mismos, sentirse merecedoras de recibir afecto y placer, y estar dispuestos a brindar afecto y placer.

[/box]

En los hombres, los dotes de buen amante son los que priman en la conformación de su autoestima sexual: tener un pene de buen tamaño, buenas y duraderas erecciones, control de la eyaculación, capacidad para satisfacer a su pareja, son elementos fundamentales en este aspecto. La baja autoestima en el varón la define el temor a eyacular prematuramente, o a que la erección NO sea tan fuerte, o el NO complacer adecuadamente a la pareja.  Estas ansiedades se observan con más frecuencia en los primeros encuentros sexuales de los hombres, pues en una relación ya establecida, tienden a eliminarse estos miedos.

También puedes leer:   ¿Qué sucede en la familia cuando NO se habla de sexualidad?

[box type=”note” border=”full” icon=”none”]

Es importante tener en cuenta que una baja autoestima puede generar disfunciones sexuales importantes, tanto en hombres como en mujeres.

[/box]

Es necesario buscar ayuda terapéutica para tratarla, pues sin la intervención profesional es difícil lograr superarla.

Artículos relacionados:

2 comentarios en “Baja autoestima y relaciones sexuales… ¿Buena combinación?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *