Aprendiendo a valorar

corazon-de-metal - valorarLa vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. En tan solo un segundo, puede robarnos a quien tanto amamos o puede regalarnos al ser más increíble desde nuestras entrañas. Lo increíble de todo esto es que, aun conociendo esta diversidad de situaciones que nos pueden cambiar, muchos seguimos valorando y prestando atención a cosas que NO tienen importancia.

Es este mundo tan cambiante, cargado de estereotipos, modas y prejuicios que nos ha convertido en seres confundidos de la realidad. Vivimos cada día cumpliendo las exigencias de los demás, actuando de acuerdo a las normas sociales que nos enseñaron y tratando de llenar las expectativas de otros. Vivimos cada día olvidándonos de nosotros mismos, de lo que sentimos y de quienes somos.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Son los momentos difíciles y las fuertes experiencias, las que generalmente se encargan de recordarnos a qué realmente vinimos a este mundo. Y es que el tiempo se va sin ningún boleto de regreso y, mientras eso pasa, preferimos dejar que el “tren de la vida” continúe su trayecto sin detenernos a admirar el paisaje.

[/box]

Es cierto que los miedos intentarán “hacernos caer”, que nuestros errores se encargarán de indicarnos que “podemos fallar” y que las personas negativas nos gritarán que “no podemos hacerlo”. Sin embargo, también es cierto que nuestra valentía nos empujará hacia la meta, que nuestros logros nos impulsarán a continuar para llegar más lejos y que las personas positivas nos dirán “¿Acaso hay algo imposible para ti?”.

También puedes leer:   Yo no quiero tener hijos

[box type=»note» border=»full» icon=»none»]

NO temas, la vida es maravillosa y hermosa; es un mundo dispuesto a cambiar con nuestras acciones; es una nueva oportunidad para empezar de nuevo, para aprender a valorarnos. NO tenemos que esperar que los malos momentos nos recuerden todo esto. Es nuestra decisión levantarnos con el objetivo de vivir al máximo nuestro camino.

[/box]

No permitamos que pase un día sin que nuestros seres queridos sepan lo que significan para nosotros. Vamos a encargarnos de que comprendan que lo más valioso en nuestras vidas, son los momentos que pasamos junto a ellos. Recuerden que, las cosas materiales pertenecientes a este mundo aquí mismo se quedarán, solo nos pertenece ese beso apasionado del ser que amamos, esas palabras de aliento de nuestros amigos o amigas, ese abrazo acalorado de nuestros padres y esas sonrisas de quienes amamos. Aprendamos a darle valor a lo que realmente merece nuestro amor y atención.

Artículos recomendados:

Encuesta:

[poll id=»42″]

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba