Anuncios publicitarios: Una gran oportunidad para hablar de sexualidad con los hijos

Valla con mujeres - anuncios publicitarios

En una oportunidad, estaba con mis hijos, mirando por televisión una comedia con Robin Williams y Tom Selleck, en donde yo sabía que ocurría un parto natural que estaba siendo atendido por un ginecólogo. Esa fue una excelente oportunidad para explicarle a mi hijo menor, de 6 años, cómo nacían los bebés. Tomando como referencia que su padre es ginecólogo, la manera de abordar el tema fue explicándole que los médicos, como su papá, ayudaban a nacer a los bebés, cosa que estaba haciendo el médico en la película. Le dije que lo que estaba ocurriendo en ese momento era un parto, en un lenguaje sencillo, con palabras que pudiera entenderme, acordes a su edad, y le expliqué por dónde nacían los bebés.

Así como este ejemplo, podemos citar innumerables oportunidades que se presentan ante los padres para educar sexualmente a sus hijos, tomando en cuenta situaciones cotidianas y otras no tanto, pero que pueden constituir un excelente momento para abordar el tema y analizar cualquier situación o circunstancia que se relacione con la sexualidad.

De igual manera, un anuncio publicitario sensual y sugerente, una escena erótica, un acontecimiento que se relaciona con la sexualidad, como una mujer embarazada, o situaciones similares, son oportunidades educativas para hablar sobre sexualidad con los hijos.

[box type=»note» border=»full» icon=»none»]

Los anuncios son excelentes para que sean discutidos con los hijos. De manera cada vez más frecuente y alarmante, los anuncios publicitarios utilizan el sexo para vender.

[/box]

De acuerdo con un estudio realizado recientemente en los Estados Unidos, las mujeres son más propensas a ser mostradas con ropa sugerente en el 30% de los anuncios, 13% se muestran parcialmente vestidas y el 6% desnuda. Esta manera de utilizar el sexo para anunciar carros, ropas, de una manera aparentemente inofensiva y hasta divertida, ofrece una visión del sexo y las relaciones sexuales devaluada y desvirtuada. Y que decir de los innumerables anuncios de medicinas que sirven para la disfunción eréctil, que están por todas partes.

También puedes leer:   Influencia de Disney en el ideal de belleza de niñas

Por otra parte, la televisión promueve innumerables series dirigidas a adolescentes que presentan una sexualidad distorsionada, fomentando estereotipos que confunden a los y las adolescentes, e impiden que asuman una sexualidad sana y responsable. El 70% de los programas para adolescentes tienen contenido sexual, por lo que la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda a los padres utilizar las tramas de las series en los medios de comunicación como herramienta de aprendizaje para hablar de sexo con sus hijos, en lugar de tener “un monólogo” o “una conversación importante” sobre sexo.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Una reciente investigación reveló que la exposición temprana al contenido sexual erótico y explícito, duplica el riesgo de embarazo en la adolescencia. Sin duda, los medios de comunicación que ofrecen material sexualmente explícito juegan un papel importante en el hecho de que ciertos adolescentes sean sexualmente activos más temprano que otros, algo similar ocurre con las canciones que contienen letras sexualmente degradantes.

[/box]

Tanto los diarios, los libros, como las revistas, son fuentes interesantes de información y materiales para la Educación Sexual. En sus páginas, con frecuencia, se recogen datos, estadísticas o artículos de opinión relacionados con la sexualidad, que pueden ser puntos de referencia en una discusión con hijos e hijas.

[box type=»info» border=»full» icon=»none»]

También puedes leer:   Aumentan los feminicidios en República Dominicana

Compartiendo con los lectores mis experiencias de educación sexual con mis hijos, recuerdo que, en una ocasión, mi hijo mayor se interesó por la novela de Gabriel García Márquez: “Memoria de mis Putas Tristes”, una novela que provocó muchas controversias y discusiones en diferentes ámbitos de la vida social, nacional e internacional.

El libro narra la aventura de un hombre de 90 años que quiso regalarse una noche de amor con una adolescente virgen. La novela, que aborda el tema de la prostitución de menores de edad, fue una excelente oportunidad para discutir con mi hijo un tema tan escabroso como la explotación sexual comercial de menores de edad, y el uso del dinero para obtener sexo. Fue una ocasión para analizar cómo se sentiría esta chica, con apenas 14 años, viéndose obligada a tener relaciones sexuales con un anciano de 90 años; lo que significaba para ella, permitir que su cuerpo sea tocado sin ella desearlo; los riesgos que corría de sufrir una infección de transmisión sexual; la vulneración de sus derechos sexuales y, sobre todo, hacerle reconocer que en esta relación no existía ningún sentimiento de afecto, amor, o de cariño, tan importante y fundamental para motivar una relación sexual.

[/box]

Vallas publicitarias - anuncios publicitariosTemas como la explotación sexual comercial o prostitución, la homosexualidad, la pornografía y el travestismo, suelen estar muy presentes en los medios de comunicación. Es posible que estos temas salgan a relucir en algunos medios, tanto por ver una escena en una película, en un programa de televisión, una noticia, o tal vez, simplemente, cuando, caminando por la calle, nos encontramos con una valla publicitaria sugerente o, más aún, escuchamos un comentario en la radio, o vemos a dos personas del mismo sexo tomados de la mano o besándose en un lugar público, o nos encontramos a un hombre vestido de mujer, o cuando vemos mujeres vestidas de manera provocativa en una esquina a la espera de un cliente; todas y cada una de estas imágenes visuales o auditivas son excelentes oportunidades para hablar del tema.

También puedes leer:   Cuando un niño dibuja figuras desnudas... ¿Tiene algún problema sexual?

Los padres, cuando se enfrentan a explicar a sus hijos estas realidades, muchas veces no saben qué hacer o qué decir, y con frecuencia ignoran el hecho. Sin embargo, aunque sus hijos no pregunten, es importante darles respuestas, ofrecerles una explicación de lo que ocurre.

Evite las explicaciones enjuiciadoras, estereotipadas, o los juicios morales. Es fundamental reconocer estas reacciones para tratar de no pasarlas a nuestros hijos.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Los padres deben comunicar sentimientos y valores en su educación sexual familiar; los niños, niñas y adolescentes reciben mensajes por diversas vías que distorsionan la sexualidad y el sexo, pues vivimos en un ambiente cargado de sexualidad y erotismo, por lo que hay que dar a los hijos la confianza que procede de la certeza de que los padres no tienen nada que ocultar, y siempre dicen la verdad.

[/box]

El continuo aprendizaje en el área de educación sexual familiar permitirá a los padres abordar los distintos temas sobre la sexualidad de los hijos con mayor naturalidad, información y conocimiento.

Cualquier oportunidad es buena para educar sexualmente a nuestros hijos e hijas. La educación sexual familiar debe ser ocasional, espontánea, testimonial, informal, orientada en valores.

Video recomendado:

Encuesta:

[poll id=»50″]

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba