Adolescencia masculina, sexualidad temprana e invisibilidad

sexualidad-masculinaEl pasado viernes 10 de octubre, se puso a circular un estudio que realicé recientemente para la Fundación Abriendo Caminos, “Retrato Cualitativo de la Adolescencia en Villas Agrícolas”. El estudio toca diversos temas sobre la adolescencia en un barrio; uno de ellos es la sexualidad en adolescentes de sexo masculino.

En adolescentes de sexo masculino, se muestran tendencias a una sexualidad más temprana que en el sexo femenino. El contenido de riesgo de esta sexualidad temprana ha permanecido invisible para nuestra sociedad y las políticas dirigidas a la adolescencia. Se presentan casos de adolescentes de sexo masculino que inician su sexualidad desde los 7- 13 años, mientras que el sexo femenino inicia más tarde, entre 13-17 años.

[box type=”alert” border=”full” icon=”none”]

¿Por qué el inicio de la sexualidad tan temprano en el sexo masculino no se ve como un problema en nuestra sociedad?

La cultura patriarcal predominante incentiva y motiva al hombre hacia el sexo desde su niñez. Muchos niños son iniciados sexualmente en una relación de abuso sexual que se esconde ante la respuesta “yo no podía decir que no”, “ella me propuso y yo acepté”. La aceptación de propuestas sexuales desde el sexo femenino con rangos de edad mucho mayor en niños no se identifica culturalmente como abuso sexual.[/box]

También puedes leer:   Colegio San Judas Tadeo ofrece charla de educación sexual a los padres y madres de sus alumnos

El abuso sexual en la niñez de sexo masculino es frecuente y oculto. Visibilizar el inicio de la sexualidad para el sexo masculino desde su niñez y calificarlo como abuso enfrenta la masculinidad sostenida en la virilidad y en la disponibilidad permanente al sexo. Se supone desde la cultura patriarcal que el hombre siempre debe decir “si”, y esta condición afirmativa de disponibilidad permanente inicia en la niñez.

Los riesgos de inicios de sexualidad tan temprana en niños y adolescentes y en condiciones de abuso-oculto son muy altos. Es una vida sexual marcada por la imposición cultural que trasciende la voluntad y viola los derechos de la niñez.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Los niños y adolescentes no tienen derecho a decir “no”, a ponerle barreras al sexo; y por lo tanto, están expuestos a todo tipo de infecciones de transmisión sexual desde muy temprana edad, así como a moldear conductas sexuales agresivas desde su niñez que reproducen en sus posteriores relaciones de pareja.[/box]

También puedes leer:   ¿Qué hacer si mi pareja es controladora?

La mirada a la niñez y adolescencia de sexo masculino en sus patrones de sexualidad, y su sexualidad temprana debe ser incluida en las políticas públicas de salud sexual y reproductiva. En esa mirada, podemos encontrar muchas explicaciones a lo que vivimos hoy en nuestra sociedad de círculos de violencia sexual y de género y de inequidad de género en toda su magnitud.

Video recomendado:

Este artículo fue publicado originalmente en el periódico HOY y en Acento Digital

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *