Mito: “Usar tampones ancha la vagina”

Falso. La vagina es un conducto fibromuscular elástico que va del útero al exterior del cuerpo, y tiene la sorprendente capacidad de ensancharse y volver a su forma original después de un evento tan importante como un parto vaginal, por lo que es prácticamente imposible que un tampón, un pequeño y delgado cilindro, que es utilizado sólo mientras dura la menstruación, cause un ensanchamiento permanente de la vagina. Lo que sí se ensanchan radialmente son los tampones, ajustándose a la forma de la vagina de cada mujer.

Los tampones están hechos de un material suave y absorbente a base de algodón, celulosa, y fibra, prensados en forma de un cilindro pequeño y con un cordón sujetado fuertemente. Estos sólo se introducen en la vagina durante la menstruación, para absorber el flujo menstrual. No deben dejarse por más de ocho horas, y tampoco deben utilizarse para dormir, sino, usar toallas sanitarias. Están disponibles en diferentes absorbencias, para que la mujer elija el que le convenga según la cantidad de flujo menstrual.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Las causas de ensanchamiento vaginal o de la pérdida de la estática pélvica se debe a otros factores como:

  • Múltiples partos que causan debilidad y flacidez de los músculos que rodean la vagina, y de los músculos del periné (espacio ubicado entre el ano y los genitales).
  • Mujeres con deficiencia de estrógenos (envejecimiento).
  • Mujeres de raza blanca, ya que tienen menos tonicidad a este nivel.
  • Componente genético y hereditario, ya que 2 de cada 10 mujeres tienen esta debilidad de nacimiento.
  • Algunos ejercicios que requieren mucha fuerza a nivel abdominal, lo cual repercute a nivel pélvico.
  • Sobrepeso.
  • Estreñimiento.[/box]
También puedes leer:   MITO: “Tener relaciones sexuales en el agua evita el embarazo”

Es importante aclarar que porque una mujer tenga muchas relaciones sexuales, o porque haya tenido muchas parejas sexuales, NO va a cambiar el tamaño de su vagina, ya que el ensanchamiento, o no, de ésta, depende principalmente de su tono muscular.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario