santa-apretado-2

Mito: “Usar tampones ancha la vagina”

Falso. La vagina es un conducto fibromuscular elástico que va del útero al exterior del cuerpo, y tiene la sorprendente capacidad de ensancharse y volver a su forma original después de un evento tan importante como un parto vaginal, por lo que es prácticamente imposible que un tampón, un pequeño y delgado cilindro, que es utilizado sólo mientras dura la menstruación, cause un ensanchamiento permanente de la vagina. Lo que sí se ensanchan radialmente son los tampones, ajustándose a la forma de la vagina de cada mujer.

Los tampones están hechos de un material suave y absorbente a base de algodón, celulosa, y fibra, prensados en forma de un cilindro pequeño y con un cordón sujetado fuertemente. Estos sólo se introducen en la vagina durante la menstruación, para absorber el flujo menstrual. No deben dejarse por más de ocho horas, y tampoco deben utilizarse para dormir, sino, usar toallas sanitarias. Están disponibles en diferentes absorbencias, para que la mujer elija el que le convenga según la cantidad de flujo menstrual.

Las causas de ensanchamiento vaginal o de la pérdida de la estática pélvica se debe a otros factores como:

  • Múltiples partos que causan debilidad y flacidez de los músculos que rodean la vagina, y de los músculos del periné (espacio ubicado entre el ano y los genitales).
  • Mujeres con deficiencia de estrógenos (envejecimiento).
  • Mujeres de raza blanca, ya que tienen menos tonicidad a este nivel.
  • Componente genético y hereditario, ya que 2 de cada 10 mujeres tienen esta debilidad de nacimiento.
  • Algunos ejercicios que requieren mucha fuerza a nivel abdominal, lo cual repercute a nivel pélvico.
  • Sobrepeso.
  • Estreñimiento.

Es importante aclarar que porque una mujer tenga muchas relaciones sexuales, o porque haya tenido muchas parejas sexuales, NO va a cambiar el tamaño de su vagina, ya que el ensanchamiento, o no, de ésta, depende principalmente de su tono muscular.

No hay comentarios aun.

Deja tu comentario