El orgasmo femenino a través de la historia

La incidencia del orgasmo femenino guarda una enorme variabilidad intercultural: mientras que en algunas comunidades es rara la mujer que no tiene uno o dos orgasmos durante la relación erótica, en otras inmersas en una represión severa brilla por su ausencia.

NO existe un patrón universal que rija el orgasmo femenino, cada mujer lo experimenta con distintas sensaciones, intensidad y duración.

  • Aristóteles y Platón estaban convencidos de que el erotismo femenino podía llegar a ser tan fuerte que durante el coito una mujer podía partir en dos a un hombre por sus caderas.
  • En el continente africano los Masai sólo tienen relaciones de noche, cuando ellas están cansadas porque si no, su orgasmo sería capaz de convertir el semen en agua.
  • Los Bantús (tribu africana) les tienen tanto miedo a las contracciones orgásmicas de la vagina que prefieren eyacular entre las rodillas de sus esposas.
  • Los Benín (tribu africana) hacen que las mujeres se casen entre sí para darse placer entre ellas y cuando desean tener hijos, alquilan un varón para que les haga el trabajo.
  • Las Japonesas de antes de nuestra era inventaron las hasta ahora populares ben-wa (alegría) o perlas japonesas que insertaban en sus vaginas para que el roce constante estimulara su punto G, proporcionándoles una placentera y orgásmica sensación durante el día.
  • En África y Nueva Guinea algunos pueblos comparten la creencia de que la vagina tiene escondidos dientes que pueden morder el pene del varón si el deseo femenino se torna ingobernable.
  • El término ‘’Petit Mort’’ para definir el orgasmo, viene de la idea que tenían los franceses de que durante la muerte la última sensación era un orgasmo.
  • Los Isabelinos vivían convencidos de que cada clímax les restaba un minuto de vida.
  • A principios del siglo XX algunos médicos vieneses extirpaban el clítoris porque consideraban que el orgasmo podía provocar en la mujer debilidad mental y dificultades para tener hijos.
  • Poseídas o en arrebato místico, histéricas convulsionadas o libertinas: así fueron llamadas las mujeres que se atrevieron a explorar en el pasado su placer sensual.
  • Sólo la cuarta parte de las mujeres llega al orgasmo durante la cópula sin necesidad de estimular a la vez el clítoris, y únicamente 1.5% utiliza un objeto para simular la penetración cuando se masturba.
También puedes leer:   Personajes sexuales que se han convertido en auténticas leyendas

Video recomendado:

[button link=”http://www.youtube.com/subscription_center?add_user=rexpuestas1″ size=”small” color=”red”]¡SUSCRÍBETE![/button] En el canal de Rexpuestas en Youtube.

Artículos relacionados:

1 comentario en “El orgasmo femenino a través de la historia”

  1. Pingback: Orgasmo femenino: El más buscado | Rexpuestas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *