¿Por qué se llaman Infecciones de Transmisión Sexual y no Enfermedades de Transmisión Sexual?

Desde 1998, la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó el término “Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)”, porque en muchos casos, las personas pueden estar infectadas sin manifestar ningún síntoma, como es el caso del VIH, la Hepatitis B, entre otras ITS.

La infección significa que un germen, virus, bacteria o parásito que puede causar una enfermedad, está presente dentro del cuerpo de una persona sin que este manifieste síntomas de que el virus o la bacteria están dañando su cuerpo, por lo que la persona no se siente enferma. Mientras que una enfermedad significa que la infección está causando que la persona infectada se sienta enferma, o note algo en su cuerpo fuera de lo normal.

El término “ETS” (Enfermedades de Transmisión Sexual) se refiere solamente a las infecciones que están causando síntomas; pero como la mayor parte del tiempo la gente no sabe que está infectada con una infección de transmisión sexual hasta que comienza a mostrar los síntomas de la enfermedad, el término ITS es mucho más apropiado y el que se recomienda usar.

También puedes leer:   ¿Me puedo contagiar de una infección de transmisión sexual por compartir ropa interior?

Las ITS, antes conocidas como ETS y enfermedades venéreas, son aquellas que se transmiten mayormente por las relaciones sexuales, sin protección, con una persona infectada. Los agentes que producen las infecciones de transmisión sexual incluyen bacterias, virus, hongos y parásitos.

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

1 comentario en “¿Por qué se llaman Infecciones de Transmisión Sexual y no Enfermedades de Transmisión Sexual?”

  1. Pingback: ¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual? – Educación Sexual en el aula

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *