Amor en silencio

Hombre con boca tapadaUna de las cuestiones más terribles es el sonido retumbante del silencio al momento de amar. Cada encuentro pasional debe ser una fiesta de los sentidos donde ninguno de ellos se quede sin participar. Por desgracia, siglos de represiones, miedos, mitos y tabúes sobre esta hermosa parte de la vida, han pesado mucho sobre el comportamiento de los seres humanos al momento del acto sexual.

La entrega de afectos, caricias y amor entre dos personas debe ser una suma en conjunto de esas acciones, una danza entre dos ambientada por el torrente de murmullos, palabras y gemidos que les devuelvan mutuamente la confirmación del placer y el agrado recibido.

La falta de sonidos o el silencio en el acto sexual se presta a interpretaciones por la pareja, ¿Le agrada?, ¿Le gusta?, ¿Se siente bien conmigo?, ¿Le es indiferente?, ¿En qué piensa? El silencio se presta a malas interpretaciones y deja la sensación de un encuentro en solitario; debe ser una entrega total donde se exprese lo sentido y donde se demuestre la satisfacción y el placer de estar con el ser amado.

También puedes leer:   ¿Cuál es la diferencia entre infertilidad y esterilidad?

Las personas que se quedan en silencio pueden esconder desde miedo, vergüenza, timidez, recato excesivo, y todos estos sentimientos son letales para vivir una vida placentera con su pareja. Cuando nos frenamos en expresar lo que sentimos, o lo bien que lo estamos pasando, se puede caer en el egoísmo de no compartir lo vivido.

A las mujeres les gusta oír que la quieren o las aman, o que ella lo vuelve loco. Los hombres suelen expresar pocas palabras, siendo más frecuente la expresión de gemidos y gritos que denotan lo bien que lo están pasando; por otra parte, los hombres que se expresan poco esperan que las mujeres manifiesten el placer con palabras o expresiones que les hagan saber que ella está disfrutando con él, les ayuda y les aumenta el placer, les reafirma su sentimiento de macho dominante.

También puedes leer:   Una relación para siempre

Las expresiones de afectos verbales entre las parejas al momento de amar, son parte de una serie de comportamientos modernos en la interacción que ocurre cuerpo a cuerpo y alma con alma.

[box type=”alert” border=”full” icon=”none”]

¿La expresión verbal de afecto durante el acto sexual es un nuevo comportamiento sexual?

. En países desarrollados el cambio en la forma de amar entre las parejas que conviven (que viven juntas estén casadas o no) se inició hace más o menos de 70 a 65 años, en países no desarrollados el cambio inicio hace aproximadamente 50 años.[/box]

En algunos países del mundo, aunque parezca increíble, el cambio no ha iniciado, se sigue sosteniendo un tipo de relación sexual sumamente impersonal, donde incluso, muchas mujeres siguen teniendo relaciones para complacer a su pareja o para cumplir su función de esposas.

Lo cierto es que el acercamiento a una vida más igualitaria nos ha traído consigo la posibilidad de una vida sexual donde ambos miembros acudan al acto amoroso en busca de compartir el placer y el éxtasis, por eso las parejas jóvenes con la transmisión del valor igualitario están más preparadas para dejarse fluir en el acto sexual y compartir no solo su cuerpo y el de su pareja, sino las emociones de la melodía maravillosa del fluir de los suspiros, jadeos y gemidos de dos seres que se entregan sin reservas al disfrute de su pasión.

También puedes leer:   ¿Qué es más importante para la pareja: el amor o el sexo?

Vale la pena vencer los miedos, romper el silencio opresivo y dejar salir el torrente de sonidos que llevamos dentro en el momento de amar; la vida sexual será más satisfactoria y nos sentiremos liberados de siglos de represiones que esclavizaron las expresiones sublimes del placer.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Es importante resaltar que NO debemos invadir el mundo de los demás, los sonidos emitidos por las parejas durante el acto sexual solo deben ser escuchados por ellos.[/box]

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *