Entrevista a Héctor Manuel Eusebio Polanco

Héctor Eusebio
Héctor Manuel Eusebio Polanco, Director General Hospital Materno Infantil y Adolescentes (SESPAS).

Según su criterio: ¿Cuál es la importancia de una efectiva educación sexual para una sociedad?

La educación sexual tiene una importancia extraordinaria en la integración de toda la familia, ya que la sexualidad está relacionada a todas las actividades de los seres humanos. Las niños, los adultos, sin importar la etapa de sus vidas, son seres sexuales. La sexualidad es un componente importante de la educación diaria de los hijos, en la educación escolar; en la relación de pareja, inclusive, con nuestros amigos y relacionados. Una educación sexual adecuada protege contra comportamientos de riesgo en adolescentes y complicaciones que limitan su desarrollo. Los conocimientos están disponibles, solo hay que interesarse en ellos y buscarlos.

¿A qué edad debemos comenzar a educar sexualmente?

La educación sexual es un proceso continuo de toda la vida. Desde que el niño comienza la exploración de su entorno, está presente la parte relativa a la sexualidad. Probablemente su primera manifestación es el aspecto de los genitales entre el varón y la mujer. Esto se convierte en una interrogante. Muchas veces los pequeños, aún sin poder hablar, notan las diferencias y exploran. Generalmente los padres están atentos a su desarrollo físico y le estimulan a hacer cosas como dar pasitos, comer, repetir sílabas y frases, y así sucesivamente, mientras van creciendo y desarrollándose; pero se olvidan de la sexualidad. El gran problema se inicia cuando comienzan a preguntar cosas que los padres no están en capacidad de responder, como por ejemplo: ¿Por dónde nací?, ¿Cómo ustedes me hicieron?

Es muy importante que los padres, además de consultar a su pediatra, revisen material relacionado con manuales de sexualidad infantil y de adolescentes. Los niños deben ir recibiendo la información acerca de la sexualidad de manera progresiva. Tan negativo sería no decirles nada, como decirles demasiado; cosas que ellos no comprendan y tiendan a confundirles. Recordemos que ya los niños tienen a acceso a información en internet, y es muy difícil dormirlos con el “cuento de la cigüeña”. Debemos pasarles toda la información correcta que podamos, pero los padres y profesores deben tener el conocimiento correcto a la hora de pasar la información.

También puedes leer:   Entrevista a Nereyda Castillo

¿Cómo ve el acceso a la información sexual científica y creíble de los adolescentes dominicanos?

Hoy en día existe mucha información científica para adolescentes, sobre todo en la red informática, que es la más barata, rápida y fácil de ingresar. Muchos organismos de cooperación internacional como la OPS/OMS tienen páginas destinadas para adolescentes. También existe mucha información distorsionada y sin ninguna base científica, por lo cual los/as jóvenes deben tener mucho cuidado cuando busquen información al respecto.

La información de la familia y de los profesores, es fundamental para una orientación correcta a los/as adolescentes, por lo cual exhortamos a los adultos a consultar el material con aval científico, ya sea en la internet, libros o revistas, para que puedan llevar una correcta información a sus hijos y educandos.

¿Recomendaría incluir una asignatura de educación sexual en el programa académico dominicano?

Pienso que sería muy difícil implementar la educación sexual como asignatura en las escuelas en estos momentos, por la dificultad que representaría la logística, comenzando por la no disposición de profesores en capacidad de impartirla en todo el ámbito nacional. De todas formas debemos disponer de contenidos de educación sexual que podrían ser incluidos dentro de otras materias, es decir de manera transversal, como por ejemplo Biología, Anatomía. Un plan en ese sentido debería incluir la capacitación de los profesores y documentación escrita para estudiantes, que facilite el mensaje del profesorado.

¿Qué están haciendo ustedes como institución para prevenir el embarazo en la adolescencia?

En los últimos cinco años la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS), ha estado trabajando con su Dirección General Materno Infantil y Adolescentes en el Programa Nacional de Atención Integral a Adolescentes (PRONAISA), para mejorar la situación de salud de los/as adolescentes, sobre todo haciendo esfuerzos por la atención integral e individualizada en los centros de salud, promoción y capacitación sobre familias fuertes, sobre proyecto de vida, la posposición de la primera relación sexual y planificación familiar como medio para evitar embarazos no deseados. La SESPAS ha aumentado de 35 a 80 las clínicas de atención integral, que hoy día trabajan en prácticamente todas las provincias del país. Se ha estado habilitando salas de internamiento en los principales hospitales de maternidad, especialmente para la atención individualizada de las adolescentes, y actualmente estamos ofreciendo en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) un posgrado en “Salud de adolescentes” para especializar a los profesionales para la atención de este importante segmento poblacional.

También puedes leer:   Entrevista a Magaly Caram

¿Cómo compara la sexualidad adolescente de nuestro país con los de otros países de América Latina?

La problemática relacionada con la conducta sexual y otras conductas de los/as adolescentes es un problema general que afecta a todos los países, con ciertas similitudes en América Latina, dado los niveles de subdesarrollo que afectan a la mayoría de los países de la región. Cada vez es más notorio el inicio de la relación sexual a temprana edad y los embarazos en las adolescentes. Esta actitud está íntimamente relacionada con la baja educación y falta de información sobre sexualidad y riesgos del embarazo. En nuestro país por ejemplo, la encuesta nacional de salud del 2007 reportó que el 15% de las mujeres y el 24% de los hombres habían tenido su primera relación sexual antes de los 15 años. El 23% de los embarazos son de adolescentes. Otro aspecto importante que debemos tomar en cuenta en relación a la relación sexual de adolescentes es el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual como el VHI-SIDA y el virus del Papiloma Humano (relacionado con el cáncer de cuello uterino), los cuales aportan un alto índice de morbilidad crónica y mortalidad.

También puedes leer:   Palabras de Elaine Féliz en el Panel: "Jóvenes y Derechos más allá del 2015"

¿Cómo ve usted el acceso a la planificación familiar de las adolescentes en nuestro país?

A pesar de que todas las clínicas de atención integral de adolescentes cuentan con los métodos de planificación familiar incluidos en el plan básico de salud, todavía existen muchas limitaciones para acceder a los mismos, sobre todo por el temor de las adolescentes a ser vistas en estos centros procurando los métodos. La incomprensión e intolerancia de una parte de la sociedad es una barrera a la accesibilidad de la planificación entre los jóvenes; además de la falta de información en relación a la sexualidad que tienen, no están debidamente informados sobre el alto riesgo de las relaciones sexuales y no optan por la prevención y el uso de métodos anticonceptivos para evitar un embarazo en la adolescencia.

Como sociedad… ¿Qué acciones debemos aplicar para mejorar el comportamiento sexual de nuestros jóvenes y evitar el embarazo adolescente?

Como en todas las estrategias y acciones en el sector salud, la promoción, comunicación y educación son las mejores armas que contamos para mejorar el comportamiento de adolescentes. La SESPAS, a través del Programa para Adolescentes, ha estado trabajando permanentemente hacia el logro de este objetivo, con la implementación de distintas acciones que incluyen promoción de radio, televisión, afiches, brochures, conferencias, talleres, capacitaciones a padres, maestros y adolescentes multiplicadores.

Es necesario que toda la sociedad se involucre en la lucha por la salud de los adolescentes: instituciones educativas oficiales y privadas, organismos de cooperación, instituciones que trabajan con juventud, universidades, empresas privadas, medios de comunicación, iglesias… Solamente con una alianza estratégica entre estos diversos sectores podríamos verdaderamente incidir de manera efectiva en la salud y el futuro de ellos.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *