Entrevista a Maryanne Fernández

Maryanne Fernández
Maryanne Fernández • Comunicadora Social • a Nota Diferente 95.7FM y Kráneo, Agencia Publicitaria.

Según tu criterio: ¿Cuál es la importancia de una efectiva educación sexual para una sociedad?

Creo que la educación es vital, fundamental en todos los aspectos de nuestra vida como individuos que formamos parte de una familia, sociedad y comunidad del mundo. La educación sobre nuestra sexualidad, en el momento oportuno, tiene un impacto infinitamente positivo en nuestra vida, porque nos permite tener un pensamiento claro, nos ayuda a actuar con seguridad y, por consiguiente, a tomar decisiones valiosas sobre nuestro futuro. Es muy triste ver como muchos adolescentes se estancan y no logran desarrollarse, y potencializar sus talentos por errores como un embarazo no deseado, enfermedades, entre otros. La educación sexual, entiendo, es la herramienta más efectiva para el desarrollo integral de nuestros jóvenes, para lograr una sociedad con seres más evolucionados.

[box type=»alert» border=»full» icon=»none»]

¿Consideras apropiado educar sexualmente a los niños?

Un amigo psiquiatra nos comentaba: «Cuando un niño comienza a preguntar sobre sexo, es porque ya es hora de conocer las respuestas, nada de cigüeñas ni tonterías, digamos la verdad, y hagamos nuestro rol de tutores, y educadores». Educar a nuestros niños de una manera positiva y sin drama, no sólo en lo que a su sexualidad se refiere, siempre será apropiado. El sexo es lo que permite la reproducción humana, y por consiguiente, es lo más natural, así que debe abordarse con naturalidad y amor, y traspasar la enseñanza a los niños debe ser una experiencia para compartir y crecer, sin prejuicios ni tabúes.

[/box]

¿Consideras que la publicidad y los medios de comunicación influyen en el comportamiento sexual de los adolescentes?

¡¡¡Sí!!! No sólo influyen, sino que se han convertido, tristemente, en la herramienta que educa. Creo que, sobre todo, la industria del entretenimiento, más Hollywood que otra cosa, han adoctrinado todo, y es una lástima, porque que vivas tu sexualidad de acuerdo a la idea generada por alguien para fines comerciales, es un desperdicio. La industria pornográfica, con ingresos desproporcionados, ha impactado fuertemente nuestro Occidente, y eso ha tocado generaciones tras generaciones; si te topas con una persona que no tiene un comportamiento sexual, me refiero a su actuación en la cama, similar al contenido de una película pornográfica, estás teniendo relaciones con un extraterrestre. Porque todo el mundo asume que lo que se ve en una película porno, es lo que debe ser; y nada más lejos de la realidad, el verdadero disfrute sexual está en la cabeza, no deberían ser imágenes plantadas por otros, sino por el contrario, que surjan de nuestra imaginación con naturalidad y belleza. Nos han quitado toda la magia, y ahora sólo hay sexo programado. En el caso de los adolescentes sin experiencia, es una pena, porque termina afectándoles la autoestima tratar de estar al nivel de un actor o actriz porno.

También puedes leer:   Entrevista a Miguel Antonio Rivera Juliao

¿Entiendes que en nuestro país los medios de comunicación regulan eficazmente el contenido sexual?

NO, para nada. Hay de todo a toda hora. Ya ni sé qué pensar, porque el problema no es únicamente dos personas teniendo relaciones sexuales, el problema es que hay mucha confusión, violencia física, verbal, desviaciones sexuales… todo es retorcido; videoclips, comerciales de tv, programas, reality shows. En fin, creo que el sexo en sí mismo se ha convertido en una categoría lucrativa, y hasta casi de circo, pero regulación no hay.

[box type=»alert» border=»full» icon=»none»]

¿Cómo ves el comportamiento sexual de los adolescentes dominicanos?

Pues yo no soy nadie para hablar sobre el comportamiento sexual de los adolescentes de nuestro país porque no tengo la información suficiente en este sentido, y me resulta difícil generalizar, ni tengo autoridad para eso, pero pienso que nuestros adolescentes van al sexo como van a una fiesta electrónica, con esa mentalidad de: «Van todos mis amigos, no me lo voy a perder, para que no me cuenten». Falta madurez, interiorización, espiritualidad, educación y sobre todo falta amor propio, porque debemos hacer todo en la vida cuando de verdad estamos seguros y listos, no partiendo de las expectativas de otros, pero sigue siendo percepción, no debo generalizar.

También puedes leer:   Palabras de Elaine Féliz en el Panel: "Jóvenes y Derechos más allá del 2015"

[/box]

¿Qué acciones consideras debemos aplicar para mejorar el comportamiento sexual de nuestros jóvenes y evitar el embarazo adolescente?

Pues yo soy coherente con la idea que venimos desarrollando en nuestro programa de radio, nuestro país, al igual que el mundo, que la Humanidad, en todos los aspectos, renglones, lo que necesita es amor. “All we need is love”. Lo que se necesita es amor, conciencia, que esto se ponga al servicio de los demás y surjan las ideas para educar e implementar programas educativos sostenibles que den resultados.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Cuando la educación académica, los conocimientos estén al servicio del amor, amor por nuestras familias, vecinos, comunidades, país, llega el verdadero progreso, la convivencia en armonía, el crecimiento y desarrollo integral de los individuos en término académicos y espirituales. Pero, tristemente, la gente más preparada no se involucra, y deja que sean los gobiernos los que manejen el asunto. Luego nos quejamos de la inversión de valores, desde nuestra esquina indiferente. No puede haber cambios significativos externos si no hay cambios internos.

[/box]

El amor requiere voluntad, coraje, determinación, ir en contra de un sistema establecido que lo que hace es generar individuos incompletos, vacíos, consumidores, ganado anestesiado, ignorante y llenos de frustraciones. Entonces en ese espacio se desarrollan comportamientos descontrolados, excesivos, superficiales, porque todo es hueco, una sociedad con dos explosivos: el primero una sobrevalorización a lo material, y por otro lado, la carencias espirituales, morales; no hay inspiración, no hay ejemplos, y en este sentido, no hay un accionar constante que permita el desarrollo real de los jóvenes que terminan aferrándose a su propio instinto y naturaleza, a una sexualidad distorsionada y de hojalata.

También puedes leer:   Entrevista a Nuria Piera

Otras entrevistas:

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba