Entrevista a David J. Losk

David J. Losk
David J. Losk, Coordinador del Programa PEPFAR (SIDA) en la República Dominicana.

Según su criterio: ¿Cuál es la importancia de una efectiva educación sexual para una sociedad?

Si uno cree en la idea filosófica que “más información es mejor que menos” o que “más educación es mejor que menos”, entonces esta pregunta se contesta por sí sola. En las decisiones personales de la vida, como en una democracia, es difícil tomar buenas decisiones sin la información adecuada. La educación efectiva sexual ofrece información apropiada a los jóvenes para que puedan tomar decisiones relacionadas a su bienestar en su vida sexual, y en su vida afectiva de una manera informada. Específicamente para la República Dominicana, donde la tasa de embarazos de adolescentes es alta, es de suma importancia que estén informados sobre sus cuerpos, su fisiología, y especialmente cómo evitar embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual. Todos los estudios de diferentes países y culturas concluyen que cuando los jóvenes tienen más y mejor información sobre su vida sexual y la reproducción humana el inicio de sexo se pospone y hay menos embarazos no deseados entre jóvenes.

La educación no proselitista, clara, franca, y correcta, también reduce el tabú y la curiosidad que se puede crear en la ausencia de ésta.

¿A qué edad debemos comenzar a educar sexualmente?

Se debería comenzar a edades tempranas, en la escuela primaria. Hay materiales muy adecuados en esta área para estudiantes del nivel primario. Los educadores saben que el éxito de cualquier programa depende de cómo está presentado. Se puede empezar estudiando los conceptos básicos y de ahí seguir un proceso progresivo hasta la sexualidad y reproducción humana en los niveles más altos.

También puedes leer:   Entrevista a Zoila Luna

¿Recomendaría incluir una asignatura de educación sexual en el programa académico dominicano?

Absolutamente, y no solo dentro de un plan académico de la educación formal, sino también a través de programas para aquellos jóvenes que no asisten a la escuela. Es importante también educar y apoyar a los padres de familia, para que se sientan cómodos hablando del sexo con sus hijos y que sean portadores de información correcta.

¿Cómo ve el acceso a la información sexual científica y creíble de los adolescentes dominicanos?

Computadora con librosVivimos en un mundo de información, y no veo ningún problema que un gran porcentaje de jóvenes con acceso a una computadora puedan obtener información fiel y científica sobre la salud sexual. Para los que no tienen computadoras hay otras opciones, por ejemplo, los café internet y la biblioteca de la Oficina de Asuntos Públicos (Public Affairs) de la Embajada Americana, que están disponibles para toda persona que esté buscando información. Que APRENDAN y que UTILICEN la información para tomar buenas decisiones propias es otro asunto, pero la información se puede conseguir.

¿Cree que la población dominicana conoce las diferentes Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), incluido el VIH-sida y sus repercusiones en la salud?

De acuerdo con la Encuesta Nacional “Endesa” (2007), más del 90% de la población conoce las ITS y VIH/SIDA y saben los efectos que pueden tener sobre su salud. Pero es importante recalcar que el conocimiento por sí solo NO necesariamente se traduce a cambios de comportamiento favorables. Hacen falta actividades de modificación de conducta que permitan a las personas desarrollar estrategias personales para aplicar lo que se ha aprendido.

También puedes leer:   Entrevista a Miguel Antonio Rivera Juliao

¿Ha aumentado el uso del condón en la sociedad dominicana?

La Endesa arroja que el 83% de mujeres y 88% de hombres saben que una manera de evitar una infección del VIH es usando un condón. Y aunque su uso en relaciones sexuales de riesgo ha mejorado (para mujeres, del 25% en 2002 a un 40% en 2007; para hombres, del 51% al 69% en el mismo periodo), se observa que aún falta mucho camino para que la práctica alcance el conocimiento.

¿Cuál es la situación del VIH en nuestro país?

La prevalencia nacional entre adultos está entre 0,8%-1,0%. Se ha mantenido este nivel desde el 2002, lo cual parece indicar que la epidemia en el país se está estabilizando. Sin embargo, esta cifra significa que más de 51.000 personas mayores de 15 años viven con el VIH, y el potencial para que la epidemia aumente fuertemente siempre existe.

¿Cuál es la expectativa de vida de una persona infectada con VIH?

Una persona viviendo con VIH que tome los medicamentos y lleve una vida sana puede seguir una vida normal y vivir bien por muchos años. El número de años depende de cada persona, pero hay casos que tienen más de 20 años viviendo con la infección, que han seguido una vida satisfactoria y plena. Depende de cómo uno/a se cuida, su nivel de nutrición, si hace ejercicios, si no toma o fuma… hay toda una serie de variables. Obviamente, mientras más se cuide, mejor calidad de vida va a tener.

También puedes leer:   Entrevista a Nuria Piera

¿Qué acciones debemos aplicar para mejorar el comportamiento sexual de nuestros jóvenes y evitar el embarazo adolescente?

Como mencioné anteriormente, un programa de efectiva educación sexual es un buen principio. Los jóvenes necesitan tener la información necesaria para tomar buenas decisiones sobre su salud. La sociedad también tiene que reconocer que una gran parte –especialmente en un país como la República Dominicana– inician su vida sexual durante su adolescencia. Consejeros deberían estar disponibles para hablar con ellos sobre sus inquietudes, y tiene que haber acceso a los componentes que requieren, inclusive los condones. Hay que darles las herramientas para que sus acciones no resulten en infecciones o embarazos no deseados. NO es promover el sexo, sino reconocer que el sexo existe y que la mejor manera de manejarlo es con buena información y herramientas de salud.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *