Entrevista a Chuck Szymanski

Charles Szymanski
Charles Szymanski, representante Population Services International (PSI) en República Dominicana.

¿Qué es PSI República Dominicana?

PSI es una organización internacional de salud pública con oficinas en más de 65 países. Abrimos operaciones en República Dominicana en el año 2003 principalmente para prevenir ITS y VIH en poblaciones de alto riesgo. Trabajamos de forma estrecha con 11 organizaciones locales con alcance directo a tres poblaciones vulnerables: Bateyes, Trabajadoras de Sexo y jóvenes de entre 10 y 24 años. Trabajamos también estrechamente con organismos del gobierno como COPRESIDA y DIGECITSS, y con organismos internacionales como ONUSIDA y UNICEF. El apoyo financiero para el programa viene principalmente del gobierno alemán y de USAID.

PSI/RD hace especial énfasis en el fortalecimiento de la capacidad institucional local para mejorar programas de comunicación y mercadeo social de condones que previenen ITS y VIH. Otras áreas de intervención son prevención de diarrea en niños menores de cinco años y nutrición materno-infantil para poblaciones vulnerables.

¿Cuál es la situación del VIH en nuestro país y qué están haciendo ustedes para evitar los comportamientos de riesgo?

República Dominicana ocupa el segundo lugar en el Caribe en términos de prevalencia de VIH con más o menos el 1% a nivel general, un 3.2% en residentes de bateyes y en jóvenes de 15-24 años, 0.4% en mujeres y un 0.2% en hombres según la ENDESA 2007 (Encuesta Demográfica y de Salud de República Dominicana). Se considera que los recursos financieros dedicados por el estado y los donantes a prevención del VIH en grupos de alto riesgo son pocos, relativo a la necesidad y utilidad.

Una de las poblaciones más vulnerables son los adolescentes y jóvenes, quienes constituyen uno de los grupos meta hacia los cuales están dirigidas nuestras intervenciones basadas en la prevención de las ITS incluyendo el VIH. PSI en conjunto con varias organizaciones dominicanas implementa programas que promueven comportamientos saludables como el uso correcto y consistente del condón, la disminución de parejas sexuales, la fidelidad, el retraso de la primera relación sexual; así como estrategias para mejorar la comunicación entre padres, madres y sus hijos en temas de sexualidad. A través del mercadeo social de condones se han prevenido desde el 2003 a la fecha un promedio de 6,000 casos de VIH por año en grupos vulnerables.

También puedes leer:   Entrevista a Nuria Piera

¿Qué acciones han desarrollado como institución para mejorar la calidad de vida de las personas con VIH?

El enfoque principal de PSI es la prevención antes de todo. Sin embargo, a través de sus programas promueve ayuda financiera para las organizaciones aliadas que trabajan directamente con las personas con VIH. En este contexto se crean espacios de concienciación, consejería y pruebas voluntarias con el objetivo de propiciar el acercamiento de las personas con VIH a una identificación y tratamiento adecuado. PSI/RD a través de sus estrategias de comunicación para el cambio de comportamiento dirigidas a población adolescente y joven, residentes de bateyes y trabajadoras de sexo promueve la educación de pares y el seguimiento a aquellas personas detectadas como VIH positivo.

¿Ha aumentado el uso del condón en la sociedad dominicana?

Según la ENDESA 2007 hubo un aumento significativo del uso del condón durante la última relación sexual comparada con los datos de la ENDESA 2002, de 25% a 40% en mujeres, y de un 51% a 69% en los hombres.

Según datos de la misma encuesta en 2007 en los jóvenes de 15-24 años, un 47% de las mujeres y un 71% de los hombres utilizaron condón en la última relación sexual. Como PSI provee aproximadamente 65% de los condones distribuidos en el país desde 2004 e implementa una gran parte de las programas de comunicación para la prevención, nos sentimos orgullosos de esta tendencia positiva.

También puedes leer:   Entrevista a Nereyda Castillo

En general según estudios e investigaciones realizadas por PSI, SESPAS y otras instituciones, en los últimos años ha habido un aumento considerable en las personas que reportan el uso del condón con sus parejas regulares. Sin embargo el tema de la confianza que se adquiere en la pareja después de dos o tres relaciones sexuales iniciales da pie al no uso en las siguientes relaciones, lo que propicia un comportamiento de alto riesgo de contraer ITS/VIH. Es por esto que PSI/RD sigue trabajando en promover el uso correcto y consistente del condón con toda pareja sexual, enfatizando el hecho de que el condón es el que protege y no la confianza en la pareja, y empoderar a la mujer hacia la negociación con el hombre sobre uso del condón.

¿Cómo ve usted el acceso a la información sexual científica y creíble de los adolescentes dominicanos?

Resaltamos la importancia de que haya buena comunicación entre padres, madres e hijos, ellos son los primeros responsables de la educación y orientación en su proceso de desarrollo. El país tiene brechas muy importantes que cubrir en este aspecto, los y las adolescentes deben recibir educación sexual científica y oportuna, libre de tabúes y mitos en las escuelas, liceos y colegios. La inclusión de padres, madres y profesores en el proceso de formación sobre la sexualidad crea una red sólida y segura de soporte y orientación a los adolescentes. Recientemente UNICEF, la Secretaría de Educación y algunas otras instituciones, entre ellas PSI, hemos iniciado el proceso de reformular y planificar la puesta en marcha del Plan Educativo Afectivo Sexual (PEAS) en los colegios del país. Al final de estas mesas de trabajo se desea tener un PEAS actualizado y ejecutable en el contexto escolar con el objetivo de mejorar la educación sexual de los y las adolescentes.

También puedes leer:   Cae el uso de preservativos en Sudáfrica a pesar de los niveles de Sida y VIH

¿Qué acciones considera que deberíamos ejecutar como país para educar sexualmente a nuestros jóvenes?

Según ONUSIDA, el 29% de los jóvenes dominicanos se inicia en el sexo antes de los 15 años, y los embarazos e ITS son muy comunes. Hay una necesidad de:

  • Propiciar el acceso seguro y confiable de las y los adolescentes a los servicios de consejería y educación en salud sexual y reproductiva.
  • Incluir el abordaje de temas e información sobre sexualidad, comportamientos sexuales de riesgo y formas de prevención de ITS/VIH en los colegios, liceos y centros educativos como método extracurricular en talleres y conferencias.
  • Abordar los temas de sexualidad de manera oportuna, a una edad temprana entre 10-14 años, y promover la postergación de la primera relación sexual.
  • Propiciar la ejecución efectiva del PEAS y que estas acciones sean monitoreadas y evaluadas de manera periódica y eficaz para mantener el enfoque del programa y mejorarlo.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario