falocentrismo

¿Qué es falocentrismo?

faloEs un término que aparece en la literatura científica en el año 1927. Falo quiere decir pene, órgano viril, miembro genital masculino que viene de Phallos, término griego que significa “lo que se hincha”. El término se refiere a que el pene ha sido considerado siempre un símbolo de dominación y poder, y que el cuerpo del hombre, y la sociedad, está controlada por el pene.

El falocentrismo se concentra en la idea de que lo masculino es el eje central y fuente de poder y autoridad. Puede referirse al pene en erección o a un objeto en forma de pene o falo.

Este pensamiento pudo originarse hace alrededor de unos 10,000 o más años atrás. Casi todas las culturas han tenido expresiones artísticas del falo, bien sea a través de la pintura o de la escultura.

Actualmente, vemos muchas manifestaciones de falocentrismo en el cine, la radio y la televisión; en expresiones culturales y sociales de muchos hombres y de algunas mujeres; así como en los movimientos, bailes y gestos de algunos artistas masculinos modernos.

[box type=»alert» border=»full» icon=»none»]

¿Cómo afecta el falocentrismo la sexualidad femenina?

El falocentrismo ha sido visto por el movimiento feminista y los especialistas en teorías de identidades de género, como la representación más cruel de la superioridad del poder masculino, que niega cualquier nivel de participación a las mujeres y a todo lo que represente lo femenino.

También puedes leer:   ¿Cuándo podemos decir que sufrimos de eyaculación precoz?

El falocentrismo ha sido acusado de afectar la sexualidad femenina por la forma en que movimientos sociales lo han utilizado. Tal es el caso de algunos países donde el falocentrismo se ha unido a poderes religiosos que obligan a las mujeres a llevar una vida de personas de segunda categoría. Este fenómeno ha sido responsable de la muerte de muchas mujeres e incluso de niñas.[/box]

Gracias al falocentrismo, durante una parte de la historia de la humanidad, la sexualidad femenina se llegó a ver como algo sucio, que solo era bien visto cuando se usaba para la procreación. Todo esto levantó las luchas que llevan a cabo los movimientos feministas.

Se dice que las armas de fuego, en especial una pistola o una metralleta, pueden sugerir poder fálico. En especial cuando se llevan cercana al área de los genitales.

¿Machismo y falocentrismo es lo mismo?

falocentrismoNO es lo mismo, aunque se relacionan en muchos puntos. El machismo es una postura frente a la vida que puede ser personal y privada, mientras que el falocentrismo es una postura social, que envuelve el entorno y que quiere extenderse hacia la vida de todas las personas.

Podemos entender el falocentrismo como un orden simbólico que centra en el falo la diferencia sexual entre hombres y mujeres. La mujer, muchas veces, es vista como un objeto que no es capaz de hacer las mismas cosas que los hombres.

También puedes leer:   ¿Qué debo hacer si se rompe el preservativo?

Mientras, el machismo es un conjunto de conductas, actividades, formas de ser y creencias destinadas a justificar y promover que el dominio del hombre sobre la mujer es algo natural y por tanto inevitable. Estas ideas surgen de una educación y una pauta cultural que el hombre recibe en su su entorno, y que las puede cambiar.

El falocentrismo es mas bien una postura social que quiere revertir el orden en una sociedad, centrando el poder y la toma de decisiones solo en los que tienen el falo. República Dominicana no escapa a las constantes amenazas de falocentristas que quieren revertir las conquistas que han conseguido las mujeres, o que tratan de callar las voces que se levantan en sus defensas, rechazando todo lo femenino.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Recomendaciones

Los hombres y las mujeres no deberían preocuparse por el tamaño del pene, deberían preocuparse por el tamaño del afecto, de la magnitud del amor y de la fuerza de la atracción.

Sobre las nuevas generaciones de niñas o mujeres, deberíamos brindarles la oportunidad de crecer sin tantos mitos y tabúes para que NO sean tan infelices como generaciones anteriores de mujeres, llenas de culpa, miedos y fobias. La crianza debería ser hacia la responsabilidad, no hacia el miedo.

Dejemos de fomentar tanto orgullo por un órgano, porque al final, las fuertes en el acto sexual son las mujeres, y no dependen de un pene sobredimensionado para disfrutar el encuentro.[/box]

También puedes leer:   ¿Qué es la sapiosexualidad?

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba