Presión social por la apariencia del hombre

Se entiende por masculinidad un conjunto de características asociadas al rol tradicional del varón. Algunos ejemplos de esas características son la fuerza, la valentía, la virilidad, el triunfo, la competencia, la seguridad, el no mostrar afectividad, etc. De manera que a lo largo de la historia, y todavía hoy día, los varones han sufrido una gran presión social para que se comporten y demuestren estas características.

Desde muy pequeños a los varones se les limita la ternura que se les brinda a las niñas. La madre les niega todos los besos y abrazos que le da a sus hermanas, no los protege contra la angustia de la soledad porque los hombres no tienen miedo, tienen que vivir la frustración aprender a ser varón a partir de expresiones frías que le dicen que un hombre no pide besos, que un hombre no se mira en el espejo, que un hombre no llora. Se les inculca desde muy temprano el orgullo por sus genitales y la adoración al pene.

También puedes leer:   ¿La caries se puede transmitir a través de los besos?

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Esta forma de crianza explica por qué en las cárceles, la gran mayoría de los reclusos son varones. Lo mismo sucede en las estadísticas de accidentes de tránsito, en casos de suicidio y en los hechos delictivos que leemos en los periódicos. Los varones son más propensos a cometer delitos y a exponerse al peligro NO porque la violencia porque eso es lo que se espera de ellos, y porque son empujados socialmente a la pelea, a la disputa y a la demostración de fuerza física.[/box]

Esto no sucede porque la violencia o la agresividad sean algo natural al ser varón, sino a que los varones son más reacios a ir al médico cuando se sienten mal y por eso suelen terminar internados cuando la situación ya es grave, y a que los varones tienden más que las mujeres a exponerse a situaciones de riesgo.

También puedes leer:   ¿Qué es la artrosis y cómo afecta el desempeño sexual?

Cada vez son más visibles, diferentes formas de ser hombre que rompen con el antiguo mandato de dureza y poder, constituyendo lo que puede entenderse como un movimiento masculino de liberación, como en su día lo fue la liberación de las mujeres.

De forma tímida pero contundente están apareciendo las primeras asociaciones de hombres por la igualdad, que promueven el derecho a que el hombre desarrolle su personalidad sin ser contaminado por los estereotipos de una cultura machista, que castiga al hombre que no los cumple y esto no es justo

REXPUESTAS EN 30 MINUTOS
***************************************
Programa 221 Bloque 1
Transmitido el 8 de julio del 2014, por CDN canal 37.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *