¿Cómo proteger la piel del sol?

Una de las causas más importantes del envejecimiento de nuestra piel y de la posterior aparición de cáncer de piel, es la exposición sin límites al sol.

En las últimas décadas, las actividades al aire libre son cada vez más populares, olvidando a veces que la exposición excesiva del sol en un mismo día puede causar quemaduras graves, que se pueden convertir en una emergencia médica.

Por otro lado, el bronceado se ha convertido en el aspecto de la piel más deseado, lo que ha llevado a las personas a hacer lo que sea necesario para conseguirlo, sin tomar en cuenta su salud. Precisamente por eso ha aumentado significativamente la frecuencia del cáncer de piel en los últimos años.

Se estima que cuatro de cada cinco casos de cáncer de piel se pueden prevenir evitando el daño solar, por lo que es importante conocer cómo podemos proteger nuestra piel del sol.

También puedes leer:   Padre de su propio padre

¿Cómo prevenir los daños de la exposición al sol?

Algunas de las formas más efectivas de prevención son:

  • Evitar el sol a las horas que éste es más intenso (entre 10:00 AM y 4:00 PM).
  • Usar ropa protectora, sombreros de ala ancha y gafas oscuras.
  • Aplicar protectores solares efectivos, que tengan un SPF (Factor de Protección Solar) de 30 minino.
  • Aprovechar las sombras con inteligencia, como la de árboles, sombrillas y otros,  tomando en cuenta que no protegen completamente.

Es de suma importancia la aplicación de protectores solares en las partes del cuerpo más expuestas y menos protegidas, como la cara y las manos.

También es muy útil para aplicar en todo el cuerpo cuando se va a la playa o a la piscina. Sin embargo, debemos recordar que los protectores solares no deben ser vistos como una razón para pasar más tiempo en el sol, porque sólo retrasan o disminuyen el efecto del sol. Cuando estamos al aire libre, sudando o nadando, debemos aplicar protector solar cada dos horas.

También puedes leer:   ¿Una persona con problemas de tiroides puede tener hijos?

Los niños y niñas son más susceptibles al daño solar que los adultos, por lo que no debemos olvidar que ellos también deben ser protegidos del sol.

Video recomendado:

¡SUSCRÍBETE! en Rexpuestas en Youtube

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *