¿Cómo la obesidad afecta la sexualidad?

La obesidad o el exceso de peso por acumulación de grasa, sea cual fuere su causa, trae consigo una serie de trastornos que al asociarse ponen en riesgo la vida de la persona obesa y su calidad de vida. En la mayoría de las ocasiones la obesidad produce insatisfacción personal y dificultades sexuales serias.

Dentro de estas dificultades podemos mencionar la alteración del funcionamiento sexual, que es la que menos se trata en consulta y la que más insatisfacción personal produce en el o la obesa. El sobrepeso y la obesidad van mucho más lejos de un simple problema de apariencia; en la sexualidad son 25 veces más propensos a sufrir problemas sexuales que los que tienen peso normal, con respecto a la disfunción sexual eréctil es 48 veces mayor el riesgo.

Podemos mencionar algunas enfermedades frecuentes:

En el hombre:

  • Disfunción sexual eréctil.
  • Deseo sexual inhibido.
  • Disminución de la fertilidad.
  • Imposibilidad física de llevar a cabo el acto sexual.

El hombre pierde con facilidad su capacidad de poner su pene en erección como efecto secundario del aumento de grasa corporal, la presencia de colesterol en la sangre, diabetes, hipertensión arterial que producen alteraciones circulatorias.

También puedes leer:   ¿Cómo identificamos que un niño tiene un tumor canceroso?

El deseo sexual inhibido se debe principalmente a la disminución de la testosterona y el aumento del estrógeno que además de producir disminución del deseo y dificultades de erección, favorecerán a la aparición de ginecomastia (incremento del tamaño de las mamas en el hombre), hipogonadismo (cuando las glándulas sexuales producen pocas o ninguna hormona) y pérdida del vello corporal.

En la mujer:

  • Deseo sexual inhibido.
  • Dispareunia (dolor en las relaciones sexuales).
  • Anorgasmia (falta de orgasmo durante el acto sexual).
  • Infecciones vaginales frecuentes.
  • Problemas de fertilidad.
  • Aumento de la incidencia del síndrome de ovario poliquístico.
  • Alteraciones menstruales.

En la mujer se afecta la disminución de irrigación sanguínea en los genitales, lo que produce disminución de las sensaciones placenteras en el clítoris, resequedad vaginal que le producirá dolor en las relaciones sexuales (dispareunia), que la lleva a anorgasmia y a evitar el acto sexual.

El aumento de la masa corporal trae consigo además serias dificultades al momento del acto sexual, los obesos pueden incluso no poder consumar el acto por imposibilidad de accesar a los genitales, la mayoría de las posiciones sexuales son imposibles para ellos y se fatigan con excesiva rapidez, el acto sexual se convierte así en una empresa demasiado demandante.

También puedes leer:   ¿El granuloma inguinal es una infección de transmisión sexual?

A todo esto se suman los efectos psicológicos de la obesidad que van desde sentimientos de que valen menos que los demás, autoestima baja, la no aceptación de su propia imagen e inseguridad; muchos sufren el rechazo de su pareja y son estigmatizados socialmente, con frecuencia todo esto lleva a la persona obesa a la depresión.

¿Cuándo podemos decir que una persona es obesa?

Se califica como obeso a toda persona que tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor o igual a 30 con respecto a su tamaño.

Basándonos en la nomenclatura internacional de peso-talla tenemos que:

  • De 19.8 a 25 de IMC se considera peso normal con respecto al tamaño del individuo.
  • De 26 a 29 sobrepeso.
  • De 30 a 35 obeso tipo 1.
  • De 36 a 40 obeso mórbido.

En lo que respecta al porciento de grasa corporal:

  • En la mujer: normal-bueno de 15 a 22%.
  • En el hombre: normal-bueno de 8 a 15%.
También puedes leer:   ¿Qué pueden hacer los padres si su adolescente se embaraza?

Solución

La buena noticia es que una disminución cercana a 12-15% del peso corporal del obeso permite una mejora sustancial de su vida sexual, revirtiéndose muchas de las dificultades físicas y mejorando los niveles de autoestima necesarios para elevar el deseo sexual y sentirse de nuevo seres atractivos listos para amar y ser amados.

La vida sexual no se puede mantener solo con las intenciones, se necesita tener un organismo listo para responder en las diferentes esferas que intervienen, la anatómica, la fisiológica la social y la psicológica; vigilemos nuestro peso y seremos más deseables y tendremos más deseos, solo así podremos participar en cada fiesta del amor.

Video recomendado

Rexpuestas en Youtube

 Artículos recomendados:

Artículos relacionados:

1 comentario en “¿Cómo la obesidad afecta la sexualidad?”

  1. Pingback: ¿Cuándo comienza la andropausia y son sus síntomas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *