Relaciones sexuales antes de vivir en pareja

El inicio de las relaciones sexuales está enmarcado por una serie de confrontaciones entre nuestros deseos personales, nuestra escala de valores, la formación religiosa, las influencias culturales, la presión de amigos y de la pareja, de nuestro proceso de maduración psicológico y biológico, entre otros.

La primera relación sexual debe ser tan gratificante que permanezca en nuestras memorias como un momento hermoso lleno de afecto, amor y pasión. Un acto del cual no nos sintamos culpables, donde nuestra mente, piel y corazón se entregue por entero en un acto aceptado de manera voluntaria.

Antes de tomar una decisión de tanta trascendencia en nuestra vida deberíamos preguntarnos:

  • ¿Estoy listo para dar este paso en mi vida?
  • ¿Quiero vivir las sensaciones placenteras de las relaciones sexuales?
  • ¿Sé cómo evitar un embarazo no deseado?
  • ¿Conozco cómo evitar el contagio de una Infección de Transmisión Sexual (ITS)?
  • ¿Realmente me quiero iniciar en las relaciones sexuales porque es mi decisión o me están presionando?
  • ¿Esta decisión afecta mis creencias familiares y religiosas?
  • ¿Puedo afrontar las consecuencias que se deriven de mi decisión?

Deberíamos plantearnos responder estas preguntas antes de tomar una decisión, porque mientras tengamos conflictos con algunas de ellas no deberíamos dar el paso hacia la vida sexual activa.

Para tomarla, lo recomendable es haber alcanzado la madurez psicológica que nos permita diferenciar entre lo que hacen los demás y lo que realmente queremos y debemos hacer.

También puedes leer:   ¿La ropa interior que usamos influye en la salud de nuestros genitales?

Cada quien debe tomar el camino que crea recomendable de acuerdo a sus creencias y decisiones personales desde un punto de vista maduro.

Amar es hermoso pero debemos transitar el camino al acto sexual con cautela, iniciándonos paso a paso, primero los besos y las caricias hasta completar un acto que llegará cuando estemos lo suficientemente maduros para poder afrontar esta decisión conforme con todo lo que creemos.

Cuando llegue el momento deberíamos tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Que sea una decisión libre y responsable.
  • Tener información sexual de calidad.
  • Hacerlo en un lugar privado, adecuado y seguro.
  • Tener tiempo suficiente como para vencer los miedos y dominar las ansiedades.
  • Hacerse un chequeo médico.
  • Contar con un método anticonceptivo seguro y confiable.
  • Usar preservativo.
  • Disponer de tolerancia, compresión y paciencia para con el otro y para con uno mismo.
  • Disfrutar de cariño y cuidado mutuos.
  • Respetarnos mutuamente.
  • Confidencialidad.
  • Disfrutar de mucho amor por el otro y por uno mismo

La vida de todo joven será influenciada por el ambiente en que le toque vivir, por tanto, el ser humano debe analizarse a sí mismo antes de seguir los impulsos de la atracción o del deseo sexual.

Debemos tomar en cuenta si poseemos las herramientas necesarias para asumir las responsabilidades que implica esta decisión y estar seguros de poder afrontar la maternidad o la paternidad con las responsabilidades afectivas y económicas que esto acarrea.

También puedes leer:   ¿Existen valores sexuales?

Debemos estar preparados a buscar atención de una ITS pero, sobre todo, evitarlas con responsabilidad; debemos pues tomar decisiones que podamos enfrentar y asumir en toda su magnitud, tanto en la del disfrute, del placer o del daño.

Cuando se va amar (tener relaciones sexuales) por primera vez, debería ser un momento tan hermoso como esperamos que sea.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo en tus redes sociales:​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp