¿Qué hacer cuándo la pareja tiene ritmos sexuales diferentes?

El deseo sexual es la primera parte de la respuesta sexual y depende de complejos sistemas hormonales y reacciones químicas del sistema nervioso que despiertan el interés por el encuentro sexual.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]NO todas las personas tienen la misma frecuencia de deseo sexual, ya que NO existe un “normal” para todos los casos, por lo que cada quien tendrá épocas de mayor o menor deseo sexual en su vida, dependiendo de su estado de salud y ritmo de vida.[/box]

Sin embargo, cuando estas diferencias son muy marcadas en una pareja, hasta el punto de que NO logran sincronizar sus deseos sexuales para tener relaciones, se puede convertir en problema que crea conflictos en la pareja. El apetito sexual masculino y femenino se manifiesta diferente y en las mujeres tienden a verse influenciado por el ciclo menstrual y por las hormonas que producimos.

Para hablar de deseo sexual y de cantidad de relaciones sexuales, tenemos que evaluar el factor estrés. Vivimos en una época y en una sociedad donde las actividades laborales y sociales tienen unos tiempos y unas dinámicas que deben seguirse, y el estrés que producen afectan el deseo sexual de cualquiera, por lo que entenderlo ayuda bastante. No se trata de “sacrificarse” para complacer al otro, sino de que haya un compromiso real de ambos de satisfacerse como cada uno espera, por lo que es importante crear espacios de intimidad, donde el deseo fluya que resulte en un encuentro tan placentero que queramos repetir.

También puedes leer:   ¿El VIH puede atravesar los poros del condón?

Dejar un comentario