Soy virgen… ¿Puedo usar tampones?

SÍ. Pero primero debemos primero hablar del concepto de virginidad. La virginidad es un tema cultural. Desde la perspectiva social, se considera virgen aquella mujer que llega al matrimonio sin haber tenido ningún contacto sexual; sin embargo, desde el punto de vista fisiológico y a nivel popular, se supone que es virgen la mujer que conserva su himen intacto.

La existencia del himen se refiere a una delgada membrana en la entrada de la vagina, que puede ser de diferentes formas.

El tampón es lo suficientemente fino como para atravesar el orificio flexible del himen, sin romperlo, de igual forma que lo hace el flujo menstrual, por lo que su uso NO altera el estado del himen.

Actualmente existen distintos modelos de tampones que buscan facilitar su colocación, y de acuerdo a las preferencias de cada mujer. Algunos incluyen un aplicador, otros tienen la punta más redondeada para quienes recién comienzan a usarlos.

También puedes leer:   ¿Cómo le digo a mi mamá que estoy teniendo relaciones sexuales?

Recomiendo que comiences con uno de los más delgados y, preferiblemente con aplicador de plástico, que se desliza mejor y te causa menos roce y molestias al colocarlo. Podrías también intentar usar un poco de lubricante vaginal, en la punta del tampón, para que se deslice mejor.

La ventaja de los tampones es que te permiten ponerte ropa ajustada y practicar deportes, incluso en el agua, durante los días en que tengas tu período. Debes cambiar el tampón cada cuatro horas, de esa manera evitarás que este se agrande demasiado. Será más fácil extraerlo y te mantendrás más limpia y cómoda. Este tiempo puede variar según la cantidad de sangre.

En los días de flujo más intenso, o durante la noche, te conviene combinar el tampón con una toalla sanitaria fina adherida a la ropa interior, sólo para evitar mancharte en caso de que haya algún pequeño derrame de sangre.

También puedes leer:   ¿Cómo le digo a mi mamá que estoy teniendo relaciones sexuales?

También es recomendable que intercales el uso de toallas higiénicas y tampones para evitar irritaciones. Si te sientes muy irritada, tienes dolor o picazón, deja de usar el tampón.

Una complicación del mal uso del tapón es el llamado Síndrome de Choque Tóxico (TSS, por sus siglas en inglés).

Esta es una reacción tóxica del cuerpo a una infección provocada por una bacteria, que debe ser atendida con urgencia porque puede provocar problemas graves de salud. Puede producirse por varios motivos, y uno de ellos es el usar un tampón durante muchas horas o cuando un tampón se queda dentro de la vagina.

Aunque no es muy común que suceda, es necesario conocer los síntomas:

  • Fiebre alta que aparece de repente.
  • Erupción en la piel como una quemadura solar.
  • Diarrea.
  • Mareos y/o desmayo.
  • Vómitos.
También puedes leer:   ¿Cómo le digo a mi mamá que estoy teniendo relaciones sexuales?

Video recomendado:

[button link=”http://www.youtube.com/subscription_center?add_user=rexpuestas1″ size=”small” color=”red”]¡SUSCRÍBETE![/button] En nuestro canal de youtube.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *