¿Por qué al llegar a la menopausia se pierde masa ósea?

Antes que todo, debemos definir qué es la menopausia y qué es la masa ósea:

  • Menopausia: Es una etapa normal de la vida de una mujer que se caracteriza por el cese permanente de la menstruación. Puede iniciarse entre los 45 y 55 años de edad.
  • Masa ósea: Es la cantidad de hueso que posee una persona en un momento específico de su vida. Esta masa ósea se regenera constantemente y alcanza su máxima densidad al llegar a los 30 años de edad; a partir de ahí, nuestro cuerpo empieza a perder mayor cantidad que la que se regenera, y conforme pasan los años, el proceso de pérdida se acelera. La masa ósea guarda una relación directa con la cantidad de calcio que se almacena en los huesos.

Esta evolución normal que ocurre en todos los seres humanos se produce con mayor rapidez en las mujeres, en especial después de la menopausia. Al disminuir de manera importante la masa ósea, se pueden producir fracturas con mayor facilidad; a veces sólo con el movimiento, o pequeños golpes.

En la menopausia se produce una disminución importante en la secreción de las hormonas femeninas llamadas estrógenos. Esta es la principal causa de que la mujer pierda mayor cantidad de masa ósea luego de esta etapa, ya que los estrógenos intervienen directamente en la absorción del calcio.

Otros factores que pueden acelerar el proceso de pérdida de masa ósea son:

  • La edad.
  • Tener una contextura delgada.
  • Tener un componente genético.
  • Ser asiática y de raza blanca.
  • Consumir cafeína.
  • Consumir alcohol.
  • Fumar.
  • Tener una vida sedentaria (falta de ejercicio).
  • Tener una dieta pobre en calcio.

Todos estos factores provocarán un aumento en la pérdida de masa ósea, permitiendo el desarrollo de una osteoporosis (enfermedad que se debe a la descalcificación de los huesos) con sus consecuencias, entre las cuales tenemos las fracturas de cadera, columna y muñeca.

Durante la tercera edad (de los 65 a los 100 años) se pierde un 1% de masa ósea por año, pero en algunas mujeres esta pérdida puede alcanzar entre un 3% a un 5% al inicio de la menopausia, a causa de la reducción de los niveles de estrógenos.

La prevención se debe realizar desde la adolescencia, con una dieta balanceada rica en calcio y ejercicios.

Como recomendaciones importantes sugerimos evitar consumir cafeína, alcohol, alimentos ricos en grasa, enlatados y no fumar. Es importante llevar una dieta rica en vegetales, frutas, granos y lácteos, además de aumentar el ejercicio físico.

Si cumplimos con todas estas recomendaciones, estaríamos retrasando el inicio de la pérdida de masa ósea en la mujer en la etapa menopáusica, mejorando así su calidad de vida.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Ir arriba