¿Orinar muchas veces es señal de problemas de próstata?

Lo primero que hay aclarar es cuál es el límite normal de visitas al baño a orinar. La normalidad va desde cinco hasta unas siete u ocho veces por día, y es normal levantarse a orinar sólo una vez durante la noche.

Esta frecuencia estará influenciada por numerosas variables como el clima (si hace calor o frío), la sudoración, la cantidad de líquido que se ingiere, la disponibilidad o no de un baño, etc.

Ir al baño a orinar frecuentemente SÍ puede ser una señal de alteraciones a nivel de próstata, pero también existe una condición conocida como micción frecuente o aumento de la frecuencia urinaria. Esto es lo que en medicina llamamos “poliuria”, que se da cuando la persona va al baño muchas veces y en cada una de esas ocasiones, la cantidad de orina que se ha expulsado es igual o mayor a 100 mililitros, por lo que el volumen total de la orina expulsada en 24 horas es mayor de 2 litros.

Otra situación que podría estar pasando es la polaquiuria, que es cuando una persona orina muchas veces con un intervalo de tiempo corto entre una y otra vez, siendo el volumen expulsado muy pequeño en cada una de esas ocasiones y contrario al caso anterior de la poliuria, cuando se mide lo que se ha orinado en 24 horas, resulta en un volumen total normal (entre uno y dos litros).

En muchas ocasiones se acompaña de ardor o dolor al orinar y de la necesidad de levantarse a orinar por las noches, conocida como micción nocturna o nicturia.

¿Qué puede producir una poliuria?

  • La Diabetes Mellitus. En este caso, generalmente se acompaña de una sed exagerada, lo que conocemos como polidipsia.
  • Consecuencia de una ingestión inadecuada y exagerada de líquidos, más aún cuando el líquido ingerido tiene alcohol (por ej. cuando se ingiere muchas cervezas).
  • Algunas enfermedades renales.
  • Uso de medicamentos, como por ejemplo: los diuréticos.

¿Qué puede producir una polaquiuria?

  • Enfermedades uretrales como la estrechez uretral, la uretritis aguda (por gonococos o por clamidias) la uretritis posterior, y la crónica.
  • La prostatitis (inflamación y/o infección de la próstata) aguda y la crónica.
  • La cistitis (inflamación y/o infección de la vejiga) aguda y la crónica, así como la estrechez del cuello de la vejiga.
  • Presencia de piedras (cálculos) en la vejiga.
  • Los tumores de la vejiga.
  • La infestación por parásitos, ej. la bilharzia o schistosomiasis de la vejiga.
  • Tanto la radioterapia como la quimioterapia en la vejiga.

Cuando un varón tenga la necesidad de ir muchas veces al baño a orinar, debemos pensar en un sinnúmero de enfermedades y de trastornos que el urólogo se encargará de diagnosticar.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Ir arriba