princesa latina de Disney

Primera princesa latina de Disney

princesa latina de DisneyCenicienta, Bella Durmiente, La Sirenita, Blancanieves… son algunos de los principales nombres de películas y personajes que asociamos con las princesas de Disney. Sin embargo, esta semana Nancy Kanter, vicepresidenta de Disney Junior Worldwide, presentó a Elena de Avalor, quien es la primera princesa latina de esta cadena, y quien tendrá su debut en televisión durante un episodio especial de “La princesa Sofía”, para luego tener su propia serie.

Según Kanter, lo que buscan contar con este personaje son “historias maravillosas influenciadas por la cultura y las tradiciones que resultan familiares para la población hispana del mundo y para las familias latinas”.

La nueva princesa es una adolescente de 16 años caracterizada por ser confiada y compasiva, según sus descripciones. Además, Elena tiene los ojos marrones, el pelo oscuro y la piel morena, rasgos físicos comunes entre la población latina; y contará con la voz de la actriz hispana Aimee Carrero.

En el año 2012, un representante de Disney se había referido a la princesa Sofía como la primera princesa latina, lo que generó críticas por parte de la cultura hispana porque esta princesa tiene la piel blanca y los ojos azules, por lo que tuvieron que desmentir que esta fuera la primera princesa latina del canal.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]Disney ha sido uno de los influenciadores más fuertes en el ideal de belleza de mujeres y niñas, así como de las relaciones amorosas. En los últimos años, Disney ha estado haciendo mínimos cambios en sus estereotipos de princesas, para eliminar un poco el concepto de belleza que los caracterizaba.[/box]

También puedes leer:   Hiperplasia Prostática Benigna (HPB)

Además de las transformaciones que Disney está haciendo poco a poco a sus nuevos personajes femeninos, es importante que los padres y madres se dediquen a estimular la autoestima de sus hijos e hijas, para que no se dejen influenciar por los estándares de belleza poco reales y vacíos, impuestos por los medios de comunicación. Cuando los niños y niñas crecen aprendiendo a valorarse y a quererse a sí mismos como son, van dejando de necesitar parecerse a lo que nos venden en la televisión y en las revistas.

Fuente de la noticia

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba