¿La soledad puede aumentar el riesgo de muerte prematura?

Estudios recientes realizados en la Universidad Brigham Young en Utah en Estados Unidos, afirman que la soledad y el aislamiento social constituyen dos de las principales amenazas de riesgo de muerte prematura, alcanzado una estadística de un 50%. En tal sentido, estos superan la epidemia de la obesidad, en términos de salud pública.

Para obtener los resultados, los científicos llevaron a cabo dos metanálisis o combinación de resultados, analizando el vínculo entre la soledad, el aislamiento social y la mortalidad.

En el primero se tomó una muestra de más de 300 mil adultos en un total de 148 estudios, arrojando como resultado que el riesgo de muerte prematura era un 50% menor para los adultos con una mayor conexión con otras personas, en comparación con los que estaban aislados socialmente.

También puedes leer: ¿Evitar siempre el sexo puede provocar depresión?

En el segundo, participaron más de 3,4 millones de adultos en un total de 70 estudios, revelando que la soledad, el aislamiento social y el hecho de vivir solo, estaban asociados con un mayor riesgo de muerte prematura.

A pesar de que los términos de soledad y aislamiento social se utilizan de manera indistinta, se refieren a situaciones y emociones diferentes. El aislamiento social consiste en la falta de contacto con los demás; en cambio, la soledad es la sensación de sentirse emocionalmente desconectado de las demás personas.

La soledad tiende a relacionarse con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, mientras que el aislamiento social guarda estrecha relación con una menor supervivencia de personas con cáncer de mama.

De acuerdo a la líder de la investigación, Julianne Holt-Lunstad, “Hay evidencia sólida de que el aislamiento social y la soledad aumentan significativamente el riesgo de mortalidad prematura y la magnitud del riesgo supera la de muchos indicadores de salud líderes”.

También puedes leer: ¿El estrés y la depresión constante aceleran el envejecimiento?

Para combatir esta situación, la investigadora propone un mayor enfoque en el entrenamiento de las habilidades sociales para los escolares, y la atención de los médicos en la conexión social de los adultos mayores.

Fuente de la noticia.

Video recomendado:

[button link=”http://www.youtube.com/subscription_center?add_user=rexpuestas1″ size=”small” color=”red”]¡SUSCRÍBETE![/button] En nuestro canal de youtube.

Deja tu comentario