¿La criocauterización del cuello del útero es necesaria?

La criocauterización es un tratamiento que usa frío intenso (inferior a 0º C) para congelar y destruir un tejido enfermo, incluyendo las células cancerosas. El frío produce muerte celular por deshidratación y formación de cristales intracelulares que destruyen las células al deshidratarse, esto se logra haciendo pasar gas licuado (Nitrógeno líquido) a un dispositivo de metal, el cual se pone en contacto con el tejido que se desea destruir.

El uso de este tratamiento en lesiones del cuello del útero es cuestionado hoy día, ya que hay ginecólogos que no lo utilizan por considerar que no curan la lesión, solo producen una mejoría estética del cuello y crean una limitación para el seguimiento posterior de ese órgano enfermo. Pertenezco a ese grupo de especialistas.

Es importante aclarar que este tipo de tratamiento no altera la sexualidad de la mujer, ya que el cuello de la matriz posee muy pocas terminaciones nerviosas, lo que permite tratarlo con frío o calor severo, con muy pocas molestias para ella.

La recuperación es bastante rápida, en unas tres a cuatro semanas sube un tejido nuevo que cambia bastante el aspecto anterior, dándole al cuello un nuevo revestimiento.

Como en todo procedimiento, existe la posibilidad de complicaciones, cuya frecuencia estará relacionada con el tejido tratado, con la técnica utilizada y con la experiencia de médico.

También puedes leer:   ¿El Papanicolaou detecta una infección de transmisión sexual?

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo en tus redes sociales:​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp