¿Una persona con herpes genital tiene más riesgos de contraer otras Infecciones de Transmisión Sexual?

Pescado carnada - herpes genital

. El comportamiento del herpes genital es que aparecerán las llagas o úlceras por semanas o meses, de una manera recurrente y muy frecuente, lo cual eleva significativamente la posibilidad de que se superinfecte, o sea, que se añada otra infección, ya sea por virus, bacterias o por hongos, ya que estas lesiones funcionan como puertas de entrada de estos agentes.

El herpes genital es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) causada por los virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) y tipo 2 (VHS-2). La mayoría de los herpes genitales son causados por el tipo 2 (VHS-2), en el 70 al 90% de los casos. Esencialmente consiste en la infección de la piel o las mucosas genitales o ano-rectales por uno de los virus del herpes simple.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Esta infección se caracteriza por uno o muchos grupos de ampollitas (llagas) llenas de un líquido claro que se rompen, y la base de estas ampollas está ligeramente elevada y enrojecida como signo de inflamación. Estas úlceras o llagas pueden tardar alrededor de unos 9 a 12 días en curarse. La infección puede permanecer en forma indefinida en el organismo.

[/box]

En una persona afectada de cualquiera de las enfermedades que deprimen el sistema inmunitario (nuestras defensas) sucederá que las lesiones pueden persistir o progresar durante semanas o meses. De estas enfermedades podemos mencionar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), causado por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que es, además, una de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). De tal manera, que la falta de curación de las llagas del herpes genital indican la necesidad de evaluar si la persona está infectada de VIH.

También puedes leer:   ¿Una pareja estable debe realizarse análisis de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)?

Una de las complicaciones del herpes genital es la superinfección bacteriana de las úlceras herpéticas (que por fortuna no es frecuente), pudiendo este virus coexistir con el microbio que produce la sífilis (el Treponema pallidum) y con el que determina el chancroide (el Haemophilus ducreyi), que ambas son otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Artículos recomendados:

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba