¿Cuál es la importancia del vello en los genitales?

El vello púbico es aquel que crece en las zonas genitales; es más largo y grueso que el que existe en esta zona desde la infancia.

En la mujer, es una de las características sexuales secundarias e inicia su crecimiento en la pubertad (de los 8 a los 15 años) por el aumento de las hormonas estrógenos, progesteronas y andrógenos producidas por los ovarios.

El proceso de aparición del vello púbico se llama pubarquia, y tiene 4 etapas:

  • Prepuberal: Aparición de un vello suave y disperso.
  • Primera etapa puberal: Se torna grueso y rizado en pequeñas cantidades.
  • Segunda etapa puberal: El vello es grueso y rizado en cantidad moderada y casi siempre aparece la primera menstruación o regla, llamada menarquia.
  • Tercera etapa puberal: El vello completa su cantidad, textura y forma adulta, que es un triángulo de base superior, que no sube al ombligo.

El vello en el cuerpo humano tiene funciones múltiples y está en la mayoría de los orificios naturales.

Se cree que tiene algún tipo de relación con la captación de feromonas, incrementando considerablemente el deseo sexual.

Puede impedir la entrada de partículas, cuerpos extraños e insectos en los ojos, pestañas, oídos, nariz y vulva.

Extendido por todo el cuerpo sirve como regulador de la temperatura.

¿Por qué las mujeres se rasuran, depilan o recortan el vello púbico?

La mujer, en la búsqueda de ser más femenina, más atractiva, más elegante y sensual, desde hace años le ha declarado la guerra al pelo de su cuerpo.

También puedes leer:   ¿Es recomendable la higiene íntima antes del acto sexual?

Aquellas mujeres que por razones hormonales son muy velludas o peludas (hirsutismo), desde niñas, cargan con un estigma virilizante (aspecto de varón) que en algunos momentos les ocasiona frustraciones y complejos llegando a lesionarles su autoestima, además de producirles mucho dolor físico.

Las mujeres han buscado deshacerse del pelo del cuerpo e iniciaron su batalla con los brazos y las piernas, por lo que el rasurado o depilado de estas áreas es muy conocido y aceptado hace ya mucho tiempo.

De ahí se pasó al pelo axilar, y de modo lento pero progresivo, ha llegado hasta las más bajas esferas sociales, de que tener pelo en las axilas es un signo de descuido y de falta de higiene femenina, las que lo conservan son vistas como sucias y retrasadas.

Ahora le toca al vello púbico. En tan solo veinte años la actitud va del cielo a la tierra. Recuerdo con frecuencia, como ginecólogo-obstetra, cuando iba ha asistir un parto, oír a la paciente decir, “doctor por favor que no me rasuren todo, que después cuando vuelve a crecer pica mucho”, por lo que ordenaba a la enfermera rasurar solo el área de trabajo.

No han pasado 20 años, hoy la historia es otra, “doctor , ayer me tocaba consulta y no vine porque de camino me recordé no estar rasurada y me devolví”. O una joven paciente que me expresa que si no se depila completa su pareja no la considera atractiva.

También puedes leer:   ¿Es aconsejable utilizar talco en los genitales para controlar la humedad y los olores?

Un análisis simple me hace pensar que abolir el pelo de piernas y brazos, luciendo lampiñas (ausentes de pelo) es muy femenino, quitar el pelo axilar también es lucir femeninas, pero en la vulva, pues no entiendo, ya que esta área no está expuesta siempre.

Pienso que obedece a que ellas dicen sentirse más higiénicas, yo puedo decir que un pelo aseado, con el cuidado común y corriente, no tiene nada de antihigiénico, siento que hay algo más, algo de moda, algo de exhibición, algo de influencias extranjeras, y porque no, hasta de motivación en el área sexual para con la pareja.

¿Qué debemos tomar en cuenta si queremos eliminar el vello en los genitales?

Hay varias alternativas para eliminar el vello:

  • Manual: Usando pinzas y se arranca pelo por pelo. Esta técnica poco utilizada.
  • Recortar: Solo se requiere de unas tijeras y una peineta.
  • Rasurar o afeitar: Frecuentemente se usan cuchillas, navajas o maquinas de afeitar.
  • Depilación: Se pueden usar cremas depiladoras o ceras (frías, tibias o calientes).
  • Electrólisis: Depilación mediante una aguja eléctrica.
  • Depilación con láser: Se elimina el vello mediante la utilización de un rayo luminoso que se transforma en calor y va a destruir las células germinativas del folículo piloso (las que lo hacen crecer).

Lo bueno y lo malo de estas seis alternativas

Al eliminar el vello la mujer puede tener mayor visibilidad de sus órganos, este aspecto es más importante en las adolescentes, pues les permite tenerlos al descubierto y obtener mayor conocimiento de su anatomía, apreciándola más; les ofrece mayor suavidad en la piel, teniendo más sensibilidad al estímulo que se recibirá.

También puedes leer:   ¿Lavarse los genitales antes y después del sexo disminuye el riesgo de contraer Infecciones de Transmisión Sexual?

Pero el afeitarse, rasurarse o depilarse, tiene sus complicaciones, aunque no son las mismas para todas, lo más probable es que se produzca irritación en la piel, se observe enrojecida y se sentirá ardor o picazón.

Muy frecuentemente se puede presentar Foliculitis, que es la inflamación aguda del folículo piloso de origen bacteriana, esto es más frecuente en el rasurado o afeitado, reaparece con mucha frecuencia dejando a veces cicatrices antiestéticas y pigmentaciones muy oscuras y difíciles de tratar.

Consejos prácticos antes del rasurado o depilado:

  • Elegir navajas nuevas.
  • Rasurarse en el sentido del crecimiento del vello.
  • No aplicar estos procedimientos el mismo día o en los primeros días que ha tomado mucho sol.
  • No hacerlo si hay alguna infección por herpes genital u otras enfermedades dermatológicas.

Hoy por hoy poseer vello púbico es normal, pero depende de cada mujer la determinación de si se lo recorta o lo afeita, lo mismo que si lo hace con sus axilas o sus piernas, tienen su derecho.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Ir arriba