¿Es recomendable la higiene íntima antes del acto sexual?

Tanto para el hombre como para la mujer, una limpieza íntima sistemática y cotidiana es necesaria. A través de los tiempos las personas han utilizado, recomendado y hecho rutina una serie de medidas pensando que son efectivas para una buena higiene íntima, sin embargo, con los conocimientos actuales nos hemos percatado que en realidad esas recomendaciones no contribuyen a mantener una buena higiene, sino todo lo contrario, favorecen para que podamos adquirir una enfermedad o una condición que la favorezca.

Por lo general la mujer tiende a ser más higiénica que el hombre. Se preocupa más por su higiene personal y sobre todo de su higiene íntima y en ocasiones la podemos catalogar como excesiva. Este exceso ha hecho que las mujeres hayan utilizado el lavado vaginal de manera empírica (utilizaban las duchas vaginales, sobre todo después del coito o cuando se sentían “sucias”).

Hoy sabemos que los lavados vaginales no se recomiendan pues generan un desequilibrio de la flora normal de la vagina, lo que favorece para que crezcan y se desarrollen ciertos microorganismos infecciosos (hongos y bacterias).

Uso de óvulos vaginales

Por otra parte los lavados también pueden ocasionar una resequedad vaginal que dificulta el coito o hace que éste pueda ser “molesto” o “doloroso”. En la actualidad esta práctica ha sido parcialmente sustituida por el uso de “óvulos vaginales”, sobre todo, después de la menstruación (“para limpiarse”).

También puedes leer:   ¿Cuál es la importancia del vello en los genitales?

El uso “empírico” de los óvulos tampoco es recomendable por la alteración que pueden provocar en la flora vaginal normal.

Se recomienda que la mujer lave su vulva, no la vagina. La vagina tiene sus propios mecanismos naturales de higienizarse. El uso de óvulos o cualquier otra forma de medicación esta reservada solo cuando haya una infección o una condición que así lo amerite, de acuerdo al criterio médico.

El hombre debe enfocar su limpieza íntima a nivel del glande, para evitar la acumulación de secreciones malolientes bajo el prepucio. Estas secreciones pueden, si se quedan mucho tiempo, ser responsables de micosis.

Las secreciones de los genitales, femenino o masculino, contienen una gran variedad de microorganismos que en situaciones favorables (para ellos) pueden ocasionar una infección o enfermedad.

Antes del acto sexual

Antes del acto sexual, una limpieza suplementaria es aconsejable, pero no es obligatoria, ya que algunas personas prefieren sentir el olor íntimo antes que el olor del jabón utilizado. Los hombres suelen estar más excitados que las mujeres por los olores sexuales. Con el fin de respetar la particularidad de cada uno es aconsejable que las parejas lo conversen y discutan.

Igualmente debe hacerse en la zona anal, fuera de la zona genital, el lavado de las manos y de los dientes también se aconseja antes del acto sexual puesto que los preliminares amorosos ponen en contacto las manos y la boca con los órganos genitales de la pareja.

También puedes leer:   ¿Es aconsejable utilizar talco en los genitales para controlar la humedad y los olores?

Después del acto sexual no es indispensable practicar un aseo genital. Es preferible aprovechar un momento de caricias, “sin correr” al baño. Algunas mujeres piensan que el esperma es «sucio» pero todo lo contrario ya que es estéril. Sin embargo, para muchas mujeres la percepción de “suciedad” no está determinado porque consideren el semen “infectado”, sino por la sola presencia de él en sus genitales.

No pasa nada si una mujer pasa la noche con un poco de esperma en la vulva o en las nalgas, pero debemos respetar la conducta y la percepción de la mujer en ese sentido.

Del mismo modo, el hombre no necesita ir al baño para lavarse después del coito ya que las bacterias que provienen de la vagina no perjudican al sexo masculino. Únicamente para algunos casos (micosis o piel sensible) o si el médico lo recomienda, pero en general se puede pasar una noche sin necesidad de hacer una limpieza intima después del acto sexual.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Ir arriba