¿El dolor menstrual mejora después de un parto natural?

Sí. Las menstruaciones después del parto son menos dolorosas, en especial en aquellas mujeres que viven el periodo menstrual con mucho dolor.

Esto se debe a que durante el parto vaginal el cuello del útero se extiende a su mayor dimensión para facilitar la salida del recién nacido, y luego del parto, vuelve a una posición más parecida a la original, pero nunca como antes del parto, y al quedar el cuello más dilatado, la salida de la menstruación es menos traumática.

Siempre que nos encontramos con una mujer que padece de dolor menstrual importante, es imprescindible descartar una enfermedad conocida como “Endometriosis”, que se presenta cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero, crece en otras áreas del cuerpo, causando dolor, sangrado irregular y posiblemente infertilidad.

La menstruación es la descamación periódica de la capa más interna que recubre el útero (endometrio).

El endometrio es un revestimiento o almohadilla que se forma en la parte interna del útero, que al ser estimulado por las hormonas femeninas, se prepara para albergar un óvulo fecundado; si no se fecunda, se produce una descamación o desprendimiento de dicha capa, que sale del cuerpo a través de la vagina, en forma de sangre.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo en tus redes sociales:​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp