¿Cómo sé si mi erección es lo suficientemente rígida?

Una erección a medias impedirá que la penetración sea posible, una erección de corta duración o que se pierda al momento de la penetración puede indicar que se padece de una disfunción eréctil, mal llamada “impotencia”, que se define como la imposibilidad de conseguir y mantener una erección suficiente para completar el coito (para hacer el diagnóstico de disfunción eréctil esta condición se debe presentar por un tiempo mínimo de 6 meses).

Una buena señal de que no se trata de una disfunción eréctil grave es obtener una erección con facilidad luego de la estimulación y el mantenimiento regular y constante de las erecciones involuntarias que ocurren durante el sueño, ya sea durante el día o la noche.

Factores psicológicos como estrés, ansiedad, culpa, depresión, baja autoestima y la ansiedad de dar un buen rendimiento suelen ser la causa en un 10 a 20 por ciento de los casos de disfunción eréctil. También la cirugía por cáncer de próstata o de colon puede lesionar nervios y arterias cerca del pene, lo que causa disfunción eréctil.

Medicamentos comunes (para la presión arterial, antidepresivos, tranquilizantes, supresores del apetito, y cimetidina (un medicamento para la úlcera) pueden causar disfunción eréctil como efecto secundario. Pero el responsable de alrededor del 70 por ciento de los casos es el daño arterial producido por enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, enfermedades del riñón, alcoholismo crónico, esclerosis múltiple, enfermedad vascular y enfermedad neurológica.

También puedes leer:   ¿Qué ocasiona los testículos caídos? ¿Tienen alguna consecuencia?

Uno de cada cuatro pacientes es diagnosticado con diabetes al momento de la evaluación por disfunción eréctil.

Otras causas

Otras causas posibles son fumar (que afecta el flujo sanguíneo en las venas y arterias) y anormalidades en las hormonas, como cantidad insuficiente de testosterona.

El no estar tan pendiente de cómo son las erecciones durante el coito disminuirá el estrés de rendimiento y se podrá llevar a cabo y de manera satisfactoria el acto sexual.

El tratamiento de primera elección es la medicación vía oral. Son fármacos seguros y con muy buenos resultados siempre y cuando se tomen bajo prescripción médica y si verdaderamente se necesitan.

Un dato importante es que no son estimulantes sexuales como se les promociona. Si no se produce la estimulación sexual por la pareja o por el propio hombre, no se verán los resultados. Una dieta saludable y el ejercicio diario van a contribuir a una mejor y más duradera salud sexual.

Existen otras alternativas de tratamiento cuando la medicación oral está contraindicada o cuando el paciente no responde de manera satisfactoria. En última instancia y de forma definitiva están los implantes peneanos que se colocan mediante cirugía.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo en tus redes sociales:​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp