NO soy un jamón Serrano

jamón SerranoAl abrir mi buzón de mensajes, me encuentro con uno de un “caballero” que me decía que quería tener una cita conmigo, porque le parecía muy atractiva y que quería tener una “relación intima” conmigo. Leí varias veces el mensaje para intentar entender, ya que en mi perfil está muy claro que estoy felizmente casada, que soy madre de 3 niños, y que NO me interesa una relación íntima con nadie que NO sea mi esposo. Luego de mirar varias veces el teclado para devolver el mensaje, lo mejor que se me ocurrió fue bloquear al caballero y tomarme un té de tilo para calmarme. Esto me hizo recordar que vivimos en una sociedad diseñada para hombres, donde muchos creen que porque nos cambiemos de ropa, nos maquillemos y nos pongamos tacones, lo hacemos para provocarlos y para que quieran tener una “relación intima” con nosotras.

También puedes leer:   Piropos que matan

¿Por qué me molestan este tipo de mensajes? ¿por qué me incomodan los “piropos” obscenos en la calle? ¿Por qué no soporto las miradas y los comentarios insinuantes? porque NO soy jamón serrano, porque NO me visto vulgar, ni mucho menos me ando ofreciendo, porque entiendo que verse bonita y bien arreglada no tiene que ser una invitación a que te vean como un objeto sexual, porque entiendo que un piropo a tu persona no tiene que ser vulgar, porque creo que así como veo un hombre lindo y bien vestido en la calle y NO lo abordo, ni lo hago sentir irrespetado, así mismo quisiera sentirme. Porque NO me gusta tener miedo de que me violen por ponerme una mini, o un escote. Porque soy mujer, NO un objeto sexual.

También puedes leer:   Positivo

[box type=”tick”]

Muchas personas piensan que piropear o insinuar algún interés sexual a una mujer es una excelente herramienta para subir su autoestima, y NO siempre es así. En el mundo de las mujeres la cosa funciona diferente, y aunque muchas vendan lo contrario, en el fondo, nos encanta sentirnos valoradas por lo que somos, nos gusta que nos necesiten, que nos vean a la cara, NO directamente a los pechos o a los genitales.

[/box]

Entiendo que el problema lo tengo yo, porque sencillamente no me adapto a ser un jamón serrano. Me seguiré vistiendo para mi y me ocuparé de enseñar a mi hija y a todas las mujeres que pueda a que se vistan para ellas, y que el hombre con quien ellas decidan compartir la vida, lo elijan precisamente porque vio a la mujer, no el jamón serrano.

También puedes leer:   ¿Piropear a una mujer es acosarla sexualmente?

Artículos recomendados:

Artículos relacionados:

20 comentarios en “NO soy un jamón Serrano”

  1. ¡Así es!

    Como hombre siento pena, rabia y vergüenza cuando veo que los hombres acosan de tal manera a la mujer (¡o niña!). En ocasiones el acoso es tan agresivo que hasta tratan de agredirlas físicamente. Este comportamiento salvaje es tan generalizado, que podemos verlo en círculos en donde se supone educación y modales deban ser priomordiales (ambientes de trabajo, clientes, oficinas, centros de estudios, etc.).

    ¡Estamos a años luz de la civilización!

  2. Muy interesante el artículo, lo importante es educar a nuestros hijos e hijas para que se respeten y desde pequeños y a realizar labores de la casa por igual, eso hará la diferencia respecto al presente.

  3. Es lamentable que ocurran estas cosas, quiero pensar que no es lo normal, pero por desgracia aún hay hombres con mentalidad arcaica, que siguen viendo a la mujer como un mero objeto sexual.

    Las que tenemos blogs o están como tu, en un medio de comunicación que llega a tantas personas estamos expuestas a este tipo de ultraje y es realmente lamentable, espero que mis hijas no tengan que pasar por estas cosas y que la sociedad poco a poco de un giro a mejor.

    Me ha encantado tu articulo.

    Desde Barcelona

    Julia H. Valois

    1. Gracias Juliahvalois! Me alegra que te haya gustado mi artículo y también espero que tu hijas no pases por estas situaciones tan incomodas. Te mando un cordial saludos desde República Dominicana 🙂

  4. Estoy contigo. El salir a la calle era para mi una tortura, gracias le doy a Dios que ahora vivo en un pais donde la mujer se respeta y los hombres no se atreven ni amirarte mucho para que tu no te des cuenta jiji

  5. Lamentablemente, amiga, las mujeres se visten y compiten para LAS MUJERES ( equivocadamente se cree que es para los hombres) pero es para las mujeres y no para los hombres, justamente, porque ellas compiten por hombres, esa es su naturaleza dado su condicion de hembra. La mujer ante todo, es hembra y despsues que vive en sociedad es “MUJER”. Las feminsitas, psicologas y demas, nunca lo entenderan, pero es asi. se preocuparia la mujer por vetirse y verse bien, sino hubiese hombres? o si no tuvieran la necesidad de ser atractiva ante el varon??? LO dudo, lo dudo.

    1. Que mal que pienses así Juan Carlos, es importante que reflexiones en la idea de que hay mujeres que estamos felizmente casadas, que no estamos compitiendo con nadie y que NO necesitamos sentirnos atractivas para ningún hombre que no sea el nuestro. Es importante que reflexiones también en que existen personas que NO les interesa tener una relación intima con nadie, y eso NO significa que deban dejar de vestirse y arreglarse para sentirse lindas, es importante que reflexiones en la idea de que el mundo no es una carnicería donde competimos para acostarnos con alguien, que el mundo no se diseñó solo para hombres, que las mujeres también existimos y nuestra existencia NO se justifica solo para satisfacer los deseos sexuales de los hombres. Saludos cordiales.

      1. Katherine Rodríguez

        De acuerdo contigo, esta sociedad es machista. Lamentablemente hay mujeres que cooperan con esto, a que nos vean como carne fresca.

        Las que no lo estamos aún es peor. El hecho de tener un noviazgo, los demás hombres creen que esa es una pareja fija, pero con poderes de estar con otras personas cuando te plazca.

        Creo que nos hemos confundido, ya vivimos en una sociedad que ve las relaciones íntimas de manera abierta, sin tabúes, quiere decir hablar y aprender de el, no es malo, lo malo es que lo practiquemos con el primero que nos pase por el frente, cayendo en la promiscuidad.

  6. Excelente artículo. Esa es la realidad muchas mujeres hacen las cosas para satisfacer a los demás y no para sentirse bien. Si muchas pusieran en practica esas palabras no habría tantas depresiones ni suicidios. Me fascinó su manera de manejar esa situación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *