Un día de Mindfulness

El término “Mindfulness” se puede traducir como atención plena; consiste en estar en un estado de autoconcentración profunda.

Jon Kabat-Zinn, uno de los líderes de este método psicológico-espiritual que busca lograr un balance y un equilibrio en la existencia, lo definió así: “prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

El psicólogo Pedro Acosta ha recopilado un conjunto de aplicaciones de este método de autocontrol y afirma que el principio básico del mindfulness es “Haga lo que hagas, simplemente hazlo poniendo toda tu atención en ello”.

Como reconozco que es una técnica que nos permite “torear” el estrés, les recomiendo incorporar estos consejos y ponerlos en práctica:

  • En la mañana, al despertar, relaje su cuerpo y practique cinco respiraciones profundas pero con plena conciencia de lo que hace.
  • Sea consciente del hecho de levantarse y de hacer sus necesidades, como ir al baño, bajo una paz y serenidad que NO de lugar a la intranquilidad y la prisa.
  • En la mañana, ponga su agenda en movimiento pero enfocándose en sus cinco sentidos: vista, oído, gusto, olfato y tacto. Es como si fuera un bebé o como ponerse ñoño e imperturbable.
  • Si está desayunando, hágalo con plena conciencia, aprecie el gusto y mastique de forma relajada. Al terminar, realice otro ejercicio de cinco respiraciones.
  • Cuando camine, sea consciente de su postura e imagine el lugar que todo su cuerpo ocupa en todo el espacio. ¡Relájese!
  • En las primeras interacciones humanas que tenga, escuche poniendo todos los sentidos en acción, NO responda precipitadamente, transmítale paz a su interlocutor, hable despacio y con ternura en sus palabras.
  • En la fila del banco, mire sin juzgar, imagínase tus pies y pregúnteles: ¿Están tranquilos o, por el contrario, impacientes?
  • Todo lo que haga en el día debe ser objeto de una suerte de paz, de concentración, y de relajación; por ejemplo, al pasar al baño a lavarse las manos o cepillarse los dientes, observe con atención la frescura del agua, la importancia de la higiene y la dicha de estar vivo.
  • Antes de dormir, vuelva a practicar los ejercicios de respiración y relajación. NO se atormentes con lo que va a suceder mañana, enfóquese positivamente en todo lo ocurrido y en la postura de tu cuerpo sobre su cama.
También puedes leer:   La pareja difícil

Otros consejos basados en esta técnica:

  • Al conducir, concéntrese en su vehículo y sus alrededores con su cuerpo distendido, con las manos, los hombros y la espalda armonizadamente relajada; que el ruido y las perturbaciones de los pedigüeños no le saque de quicio.
  • Escuche música instrumental dentro de su auto. Muchos programas son muy excitantes para personas que atraviesan por condiciones como la depresión y la ansiedad. Si tiene un CD de música oriental, tibetana o algo así como la 42 de Mozart colóquelo en su casetera.
  • No se deje provocar. En el curso del día siempre, nos toca interactuar con personas difíciles, NO se prejuicie, póngase en su lugar, si le hablan alto, responde en un tono bajo. Si la otra persona se acelera, ofrécele una silla, y su continúa exaltado, trate de transmitirle paz. A veces es preferible posponer la confrontación o diplomáticamente pedirle permiso para ir al baño.

En caso de que viva solo o sola, sienta la tranquilidad y la libertad de conversar en paz consigo mismo.

NO estoy ofreciendo una receta, sino alternativas de autoayuda para estos tiempos tan convulsos, así que tome de lo anterior lo que le sea útil para que desarrolle mejor calidad de vida.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

2 comentarios en “Un día de Mindfulness”

  1. No sabía que eso se habia estudiado ni que tenia un nombre. El hecho es que sin querer soy una practicante de este metodo de vida. Por ejemplo, cuando voy al salón de belleza y siento el agua caer en mi cuero cabelludo lo disfruto, es decir a propósito siento el agua deslizarse por mi cabello, cuando camino en las mañanas, me concentro en escuchar los pájaros cantar y en distinguir los olores que llegan a mi nariz, a veces de café bien hecho, con nuez moscada, a veces de té de hojas de limoncillo con canela. Se vive cada momento y se disfruta. Me gusta. Gracias Dr. Cesar por tratar este tema.

Dejar un comentario

Ir arriba