Shopping at the doctor (De compras en el médico)

doctorSe refiere al hábito de acudir al médico como quien va de compras. Son personas que han acumulado un surtidísimo botiquín de medicamentos “para todo”.

A medida que transcurre el tiempo estos pacientes aumentan el número de especialistas consultados, al punto que médicos, familiares y ellos mismos, terminan considerándose como “casos sin remedio”.

Se cree que estos casos califican bajo el diagnóstico de somatizaciones, es decir, quebrantos que no tienen una causa física demostrable, pero que hay que buscarlas en el terreno psicológico o emocional. Debo advertir que el paciente NO finge, sino que sufre y se siente impotente cuando “no le encuentran nada”.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Se ha estimado que el 10% de los gastos sanitarios de los países desarrollados se producen por este conceptos, y que el 25% de las consultas a médicos familiares califican como somatizaciones.

También puedes leer:   Los adolescentes y el amor

[/box]

También se cree que hay factores de personalidad comunes a este tipo de seres humanos: excesiva atención a su propio cuerpo, temor a las enfermedades inducidos o aprendidos desde la infancia, “ganancias inconscientes”, quiero decir, que si está o se siente enfermo queda exonerado o exonerada de ciertas responsabilidades y por otro lado, logra llamar la atención y recupera el afecto, apoyo y cariño de los que le rodean.

Una amplia gama de síntomas se asocian a esta condición: digestivos, como molestias estomacales o intestinales; respiratorios, como el asma o “apretarse del pecho”; molestias referidas al aparato cardio-vasculares, como taquicardia o corazón acelerado; en la piel, picazón; en la esfera sexual, “le duele a la penetración”,“ molestia al eyacular”

En el sistema urinario, “un dolorcito arriba de la vejiga que no se me quita”; en el aparato locomotor, “dolor de cintura  y de espaldas”.

También puedes leer:   No te quejes tanto

[box type=”alert” border=”full” icon=”none”]

¿Qué hacer?

Una rigurosa evaluación de medicina general “con todos los análisis”. Referir a salud  mental para buscar raíces, descartar la depresión y la ansiedad como dos gigantes asociados.

Nunca le diga a su familiar “pon de tu parte que tu no tienes nada”. Ni juegue al psicólogo expresándole “tu lo que quieres es llamar la atención… Ponte a trabajar”.

[/box]

Las somatizaciones requieren del cariño y comprensión del médico, quien sugerirá cambios hacia hábitos sanos de vida, como alimentación correcta y rutina de ejercicios diarios.

¿Quién de nosotros no ha pasado por una que otra dolama?…

Encuesta

[poll id=”56″]

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *