Estar soltero: ¿Decisión de vida?

solteros

De acuerdo con la revista The Economist, la soltería es un estilo de vida cada vez más popular; en países como en los Estados Unidos, más del 50% de los adultos no están casados. En ese mismo orden, la revista Psicología Positiva, en su número de fin del año 2012, afirma que: “En los Emiratos Árabes, más del 60% de las mujeres con más de 30 años no han contraído matrimonio”.

[box type=”alert” border=”full” icon=”none”]

¿Cuál es la situación en la República Dominicana?

No lo sé, pero observo cada vez mayor la tasa de adultos de ambos sexos que no se sienten desesperados por casarse.

[/box]

¿Es que no quieren compromisos y responsabilidades?

El condicionamiento que ejercen sobre esta generación la sociedad de consumo y los consejos de los padres tiene alguna influencia: “estudie y prepárese para que ningún hombre me la ponga a parir, fregar y cocinar”.

Para muchas “damitas” pobres y de la zona rural “que un hombre la mudara”, constituía un paso hacia su subsistencia. Pero ya NO es así, pues la incorporación de la mujer al trabajo, el avance en los esfuerzos de igualdad y la capacitación creciente de la mujer, le confieren cierta independencia y libertad de desempeño que llama la atención y que les convierte el matrimonio en un objetivo que NO es de vida o muerte.

También puedes leer:   Padre de su propio padre

Es indudable que la actual crisis económica determina que emparejarse, más que una decisión afectiva, sea calculada en términos de disponibilidad de efectivo ($).

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Para asumir una relación de pareja bajo techo se requiere de madurez, flexibilidad, tolerancia y capacidad de amar; justamente cualidades que están en quiebra en muchos jóvenes que intentan hacerse adultos.

[/box]

Los seres humanos del siglo XXI se enfocan en ellos mismos, asumen un hedonismo muy especial: “Me gradué, conseguí trabajo, ahora me toca viajar, disfrutar la vida…”.

¿Es que mantenerse soltero o soltera es un derecho? Pues SÍ.

¿Existen personas que viven solas y que no les interesa compartir en compromiso con otro ser humano? Pues mire que SÍ.

Las condiciones que condenan de por vida a la soltería son múltiples, y no voy a hablar de monjas y sacerdotes ni de ciertos tipos de minusválidos físicos y mentales.

También puedes leer:   MITO: “Si el hombre se lleva bien con su madre, será un buen esposo”

[box type=”note” border=”full” icon=”none”]

De forma anecdótica debo decir que, aunque no existe una tipificación de la soltería, se da el caso de seres humanos que tienen una preferencia sexual, pero no han tenido la habilidad de desarrollarla; la reprimen y se refugian en alguna actividad en donde son exitosos y exitosas. Éstos deciden no aparearse, lo que algunos ven como mecanismo de defensa inconsciente denominado sublimación y desplazamiento.

[/box]

La llamada “jamona” es la muchacha seria de la casa, religiosa, a la que no se le conoce novios y se convierte en la cuidadora de sus padres, la gran administradora y la tía por excelencia.

En el grupo de los viudos y viudas, divorciados y divorciadas, hay personas que quedan tan lesionados o tan comprometidos con su anterior relación que “no levantan jamás la cabeza para mirar hacia otro lado”.

También puedes leer:   El secreto médico

El hombre que pasa de los 40 años, soltero y que no ha tenido hijos, se le percibe como “raro” y su entorno especula sobre su identidad y, muchas veces (si es un buen partido), es acosado por mujeres que están “al borde de un ataque de nervios” por casarse.

¿Quién entiende a este mundo?

Video recomendado:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *