¿Si no me gusta mi cuerpo puedo tener una buena vida sexual?

La respuesta sexual es un reflejo de cómo nos sentimos con nosotros mismos. Una persona que no se acepta a sí misma, no podrá disfrutar de una buena vida sexual, porque durante el encuentro sexual sólo estará concentrado en sus inseguridades.

Durante consulta, cuando tengo una persona delante de mí, comienzo su historia buscando el motivo o la causa por la cual viene a la consulta (emocional, espiritual o físico). Más del 90% de las personas que van a consulta, lo hacen por motivos emocionales, causado por los mensajes que reciben durante su niñez. Esto se debe a que desde el inicio de la formación emocional de los niños y niñas, la influencia de los padres, los adultos y el entorno donde se desarrolla influyen en la formación de la personalidad.

También puedes leer:   MITO: “Las parejas con un largo noviazgo fracasan en el matrimonio”

Cuando el niño o la niña comienza a identificar y a tocarse las partes de su cuerpo, todo va muy bien hasta que lo hace en los genitales. Desde ese momento, los adultos comenzamos a transmitirle que eso no “se hace”, que “no se toca”, que sólo sirve para hacer “pipí”; entre otros mensajes negativos.

Si esta actitud es persistente, puede ser que a partir de ahí, la persona sienta que le falta una parte de su cuerpo, que hay un vacío o que está incompleto; lo que le da una sensación emocional de inseguridad, que más tarde ocasiona que se sienta insatisfecha de su cuerpo, y por ende, que no disfrute de su vida sexual.

Usualmente, los adultos transmitimos los mensajes negativos que recibimos durante nuestra propia infancia y que no hemos superado, lo que afecta la autoestima de nuestros hijos.

También puedes leer:   Conteo espermático bajo... ¿Qué es?

Recomendaciones:

  • Revise su historia personal.
  • Revise si recuerda que algún adulto le tocó o le dijo algo “feo” sobre su cuerpo, en especial de sus genitales.
  • Cuando le lleguen pensamientos negativos, no luche con ellos, busque como los puede evadirlos con pensamientos positivos.
  • Trate de sanar y perdonar lo negativo que pasó durante la formación de su personalidad, e intente sustituirlos por pensamientos positivos, para que sus acciones sean positivas y le sea posible disfrutar de su ser de manera integral, incluyendo su sexualidad.
  • Tome un tiempo de tranquilidad en su habitación, y poco a poco desnúdese en frente de un espejo, acepte, ame y respete su cuerpo, porque le pertenece. Haga un encuentro con él. Cuando lo valore y se sienta cómodo con él, verá que lo que digan los demás no le va a afectar.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

También puedes leer:   Optimismo y salud

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *