Anticonceptivos

¿Cómo sé si un preservativo está bien puesto?

El punto más importante en la colocación del condón es el manejo de la punta (del condón), la cual debe estar apretada por los dedos del usuario para asegurar que no tiene aire. Si luego de colocado el preservativo se observan pequeñas burbujas de aire a lo largo de este, es una señal de que está mal puesto.

El condón se ajusta perfectamente al pene, no importa el tamaño del preservativo. El mismo no debe de quedar flojo ni con arrugas o pliegues, y debe de llegar hasta la base del pene al momento de desenrollarlo.

Primeramente, el pene debe de estar bien erecto, tomando el preservativo, sin desenrollarlo y colocándolo en la punta del pene, se debe verificar de qué lado es que se desenrolla, para evitar que sea colocado al revés, basta con soplarlo un poco en el centro para que la punta del preservativo se ponga en posición de sombrerito.

Cuando se coloca un preservativo, la punta del condón no debe quedar llena de aire (inflada), o completamente pegada al pene; siempre debe de quedar libre, por esa razón se agarra con las yemas de los dedos a la hora de desenrollar el condón en el pene.

La mayoría de las fallas al usar preservativos se deben a la falta de conocimiento de cómo usarlo correctamente.

¿Cómo sé si el preservativo está dañado o no antes de utilizarlo?

A la hora de usar un preservativo hay tres aspectos importantes que podemos observar:

  • El estado del empaque, que no esté estrujado, perforado, roto, etc.
  • La fecha de vencimiento.
  • El almacenamiento, el condón debe estar almacenado a una temperatura determinada para evitar que el látex se descomponga y perfore o pierda sus cualidades físicas. Es habitual que los hombres (sobre todo adolescentes y jóvenes) guarden los condones en la cartera o en la guantera del auto, esto resulta un ambiente muy caluroso y el condón pierde sus cualidades. No debe usarse un condón con 3, 4 o más días guardados en carteras o guanteras. No es seguro.

Después de destaparlo debemos notar su lubricación, que no esté reseco, ya que muchas veces el mal almacenamiento puede provocar la resequedad del preservativo. Si lo vamos a lubricar, debe ser siempre con un lubricante a base de agua, nunca con sustancias de base de aceite, tales como: aceite de bebé, mentol, cremas, etc.

El preservativo debe estar en un lugar fresco, por lo que la cartera y los bolsillos de los pantalones no son un buen lugar para ellos ya que el calor les hace daño. Tampoco lo es la cartera femenina, ya que se puede perforar, al menos que no esté en un compartimento especial.

Los preservativos son considerados un instrumento de salud pública por su acción principal que es proteger. La seguridad que se siente al utilizar correctamente un preservativo se traduce en un mayor disfrute al momento del encuentro sexual.

Video recomendado:

[button link=»http://www.youtube.com/subscription_center?add_user=rexpuestas1″ size=»small» color=»red»]¡SUSCRÍBETE![/button] En nuestro canal de youtube.

¿Utilizar dos condones al mismo tiempo es mucho más seguro que utilizar uno solo?

Tres condonesNO. El uso de dos preservativos juntos produce un roce entre la superficie de ambos que debilita las paredes, abriendo los microporos de los mismos permitiendo así el paso, no solo de espermatozoides, sino también de los virus, bacterias y hongos que producen las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Es importante resaltar que no es recomendable utilizar el condón masculino y el condón femenino al mismo tiempo, porque sucedería lo mismo; el roce de la superficie de los dos condones los debilitaría, por lo que dejarían de ser efectivos.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]Lo recomendable es utilizar un sólo condón para cada contacto sexual. Los niveles de eficacia de un preservativo dependerán de su conservación, manejo y uso correcto.[/box]

Después de la fabricación de condones con caucho por la empresa Goodyear, entre los años 1843 al 1846, el preservativo adquirió elevados niveles de seguridad y comenzó a hacerse popular. A mediados del siglo pasado, se mejoró aún más su fabricación cuando se implementó el látex, derivado del caucho, que brinda niveles de seguridad muy elevados como método de barrera. Hoy se fabrican condones masculinos y femeninos de látex, de derivados sintéticos como el poliuretano (recomendados para personas alérgicas al látex) y de tejido animal; estos últimos no brindan la protección adecuada, por lo que no se recomiendan.

[box type=»note» border=»full» icon=»none»]El condón no es una invención moderna como muchos pudieran pensar, existen evidencias de uso de condones rudimentarios en épocas tan lejanas como 1.000 a. C. y se utilizaban tripas de animales y fundas de tela que cubrían el pene, con la misma intención de evitar embarazos y prevenir enfermedades como la moniliasis, conocida como “flor blanca”, y la sífilis, que era la gran preocupación en esa época.[/box]

Como recomendación final, tenga una sola pareja, sea fiel y utilice el condón en todas su relaciones sexuales, su vida puede depender de tomar la decisión correcta.

Video recomendado:

Ir arriba