Personas que se casan por la presión de un embarazo no planeado

Son muchos los casos en los que una pareja contrae matrimonio por un embarazo no planeado. Generalmente toman esta decisión como forma de evitar la presión social, sobre todo de la familia. Los adolescentes son los que generalmente, entienden que casándose disminuirían cualquier decepción familiar.

En algunas ocasiones sucede que son los mismos padres quienes les obligan a casarse. El problema surge cuando la familia se da cuenta que no estaban preparados para casarse y la relación comienza a fallar.

Contraer matrimonio no es una decisión que se debe tomar a la ligera. Cuando una pareja se casa sin estar preparada o sin desearlo, el matrimonio está destinado a fracasar y esto afectaría también a los hijos.

No es justo casarse obligatoriamente por un embarazo, basta con que la pareja acepte su responsabilidad como padres, que se dediquen a luchar por su bienestar, y que dejen la sociedad piense lo que quiera pensar.

Comentarios de Facebook

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario