Parejas con hijos de otra relación ¿Cómo se maneja esa situación?

En la actualidad, se ha vuelto frecuente volver a formar una familia luego de un divorcio o una separación. Generalmente, esto sucede entre personas que han vivido experiencias similares, por lo que es muy probable que, al momento de unirse, ambos tengan hijos de la relación anterior.

A pesar de que para algunos esto puede significar una nueva oportunidad para convivir, para otros puede llegar convertirse en un obstáculo que les impide ser felices. La forma que tenga la familia de comunicarse y de resolver sus problemas, va a influir en el modo en que enfrenten esta crisis.

La manera en que los padres expresan su afecto a los diferentes integrantes de la familia, influye de forma directa en las relaciones y expectativas, hasta con la pareja.

La realidad es que mientras más miembros tiene una familia, más situaciones se pueden presentar, por lo que es importante estar preparados.

Una de las situaciones que comúnmente se presenta es la falta de una comunicación abierta y fluida por la falta de tiempo de los padres para poder lidiar con cada uno de los miembros de la familia de manera individual.

Para esto, se debe estar conscientes de las necesidades de acuerdo a las edades de cada quien, y ser justos en no exigirles cosas para las cuales no están preparados. En algunos casos, los hijos se podrían llevar mejor con los padrastros, lo que puede llegar a confundir o desconcertar a los mismos padres.

La comunicación efectiva y directa con los hijos es un punto vital para manejar estos casos. Como padres, el objetivo es guiar la vida familiar por un camino que permita integrar a todos los miembros de un modo funcional.

Una estrategia que ayudaría sería repartirse el trabajo y las rutinas, dependiendo del rango de edades de los hijos, para que los padres comiencen a dedicarles tiempo a sus hijos, de acuerdo a las necesidades.

La intimidad de la pareja debe ser un punto de fortaleza, no de debilidad. Generalmente, esto se puede convertir en un punto débil en una nueva relación por el miedo a que los hijos puedan resultar afectados, pero valdrá la pena dedicar un tiempo de calidad para compartir solos y poder confirmar y reforzar su decisión de estar juntos.

Comentarios de Facebook

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario