¿Cómo viven su sexualidad las personas con autismo?

El autismo es un trastorno neurológico complejo que afecta el desarrollo cerebral normal de las habilidades sociales y de comunicación. Es parte de un grupo de trastornos conocidos como trastornos del espectro autista. Suele diagnosticarse en la niñez, a menudo a los 3 años, y generalmente dura toda la vida. Cuando una persona tiene autismo, presenta problemas para comunicarse y relacionarse con otros.

Se estima que un niño de cada 160 padece un trastorno del espectro autista, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Este puede presentarse en cualquier grupo racial, étnico y social, y es 4 veces más frecuente en los niños que en las niñas.

Los síntomas más importantes del autismo son problemas para conversar y relacionarse con los demás. Algunos niños no parecen que lo tienen antes de cumplir 1 o 2 años de edad, luego pierden repentinamente las habilidades del lenguaje o sociales que ya habían adquirido. A las personas con autismo les incomoda que le cambien las rutinas, se apegan inusualmente a ciertos objetos y usan gestos en vez de palabras.

Muchos autistas tienen un comportamiento sexual anormal, por lo que hay que protegerlos ya que pueden convertirse en víctimas de explotación sexual.

Frecuentemente, la sociedad ignora la sexualidad de las personas que tienen alguna discapacidad. Se tiende a pensar que estas no tienen una necesidad sexual o que su sexualidad resulta peligrosa, por lo que se evita que tengan algún contacto sexual.

Para las personas autistas, iniciar una relación de pareja o mantenerla puede dificultarse. Sin embargo, algunas logran establecer relaciones sociales y de pareja, cuando reciben la ayuda y el tratamiento adecuado.

Las personas autistas generalmente son muy inteligentes, por lo que su pareja puede admirar su intelecto y compartir intereses. Es importante comprender que ser autista es una diferencia NO un defecto y que deben motivarse uno al otro, buscar apoyo familiar y recibir la asesoría necesaria para que la relación funcione.

Con el tratamiento adecuado, muchos de los síntomas del autismo se pueden mejorar, por lo que la mayoría de estas personas son capaces de vivir con sus familias o en la comunidad.

Comentarios de Facebook

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario